Tarifas eléctricas a la alza, orillan a empresas a hacer ajustes: IP

El dirigente de la Coparmex, José Carlos Gutiérrez Carrillo dijo que el alza a las tarifas eléctricas no impacta de igual manera a las empresas en la entidad. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

Dirigentes del sector privado local coincidieron en que el incremento  a las tarifas de energía eléctrica afectará a las empresas que utilizan este energético en sus procesos productivos, de manera que los directivos de las plantas tendrán que aplicar ajustes para evitar que se dispare la facturación por este servicio.

Es de citar que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) anunció que durante julio subirán las tarifas para el sector industrial, comercial y doméstico de alto consumo, debido a que el precio del combustóleo y el gas natural subieron 8.4 y 18 por ciento, respectivamente, lo que hizo insostenibles las bajas tarifas que prometía la reforma energética en el país.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), David Vázquez Cova criticó al gobierno federal que no cumpla los acuerdos de que no incrementaría la tarifa de energía eléctrica y de los combustibles.


Incumple gobierno acuerdo de no aumentar tarifas eléctricas: Canacintra

“En 2015 se dijo claramente que no iban a subir las tarifas con la reforma energética, pero volvemos a tener esa diferencia, eso afecta porque las líneas productivas de las empresas se mueven con energía eléctrica y eso viene a repercutir en los bolsillos de los mexicanos”, agregó.

Indicó que la Canacintra sostendrá una reunión con sus afiliados para ver la posibilidad de que se pueda revertir la alza a las tarifas, “lo veo difícil, pero vamos a agotar los medios porque no hay peor lucha la que no se hace y además se realizarán análisis técnicos para ver de que manera se puede aprovechar mejor el energético”.

Vázquez Cova advirtió que el incremento en el precio de las gasolinas también traerá consigo un aumento en el transporte y en la canasta básica, toda alza afecta al bolsillo del mexicano.

Por su lado, el presidente del Centro Empresarial de Tlaxcala (CET), José Carlos Gutiérrez Carrillo dijo que el primer impacto de estos ajustes es en los costos de producción, pero no hay que generar una expectativa aún no evaluada.

Hay sectores a los que les pega más el ajuste a las tarifas eléctricas y a otros no. Incluso, algunos están en busca de alternativas como la energía limpia, pero insistió que se requiere tener un dato contundente del impacto que tendrá el aparato productivo del país por esta medida del gobierno.

El dirigente de este sindicato adherido a la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) refirió que  aumentaría en 2 por ciento los costos de producción, lo cual para algunos sectores está dentro de los márgenes que pueden manejar, pero para otros repercutiría en sus precios de venta.

No obstante, dijo que de momento a la Coparmex aún no le inquieta el incremento en el precio de las gasolinas y de las tarifas eléctricas, en virtud de que la reforma energética no aseguró que no habría incrementos, sino que se iban a crear las plataformas para que los incrementos o decrementos estén en función de los mercados.

“Observamos que los mercados en el ámbito internacional están modificando los costos de producción y no se pueden sostener como se tenían, lo que sí es preocupante es que no estén regulados. Si las estimaciones de inversión extranjera en el tema energético ya se hubieran dado conforme fueron las proyecciones, seguramente esto no lo estaríamos viviendo, pero no hay inversión extranjera porque los precios del petróleo no dan para ello y entonces tenemos que movernos en el nivel del mercado”, indicó Gutiérrez Carrillo.

Esta situación “no nos preocupa, nos ocupa para ver cómo y hasta dónde nos vamos a mover, pensamos que el incremento en el precio de la gasolina tendrá un revés en este segundo semestre de 2016, porque hay previsiones de la entrada de nuevas marcas y nuevos convenios de licitaciones para otras empresas en el país”.

Por ello, consideró que hay que tener la calma para no generar incrementos de precios en escalada de los productores.

Vale anotar que la CFE señaló que después de 18 meses de tarifas a la baja, el incremento para el sector industrial será de entre 2 y 5 por ciento; para el comercial suben de 5 a 7 por ciento, y la tarifa de uso doméstico de alto consumo tendrá un incremento de 6.8 por ciento respecto a la establecida para julio de 2015.

La tarifa para el sector doméstico de bajo consumo no mostrará movimiento en lo que resta de 2016. La Comisión explicó que entre 2006 y 2014 la tarifa para este segmento subía cada año 4 por ciento, pero en enero de 2015 mostró una reducción de 2 por ciento respecto al mismo mes de 2014, y en enero de 2016 bajó 2 por ciento en comparación con la tarifa de diciembre del año 2015.

Aseguró que el 98 por ciento de los usuarios de energía eléctrica están dentro del segmento doméstico de bajo consumo, quienes no serán afectados por el alza.

El aumento a las tarifas eléctricas se suma al del precio de las gasolinas a partir del viernes pasado. La Magna subió 24 centavos, para ubicarse en 13.40 pesos por litro; la Premium se encareció por segundo mes consecutivo, ya que en junio su precio se ubicó en 14.03 pesos por litro; mientras en julio subió 34 centavos, por lo que está a la venta en 14.37 pesos.