EMPRESARIOS, IGLESIAS Y GOBIERNO. ¿QUÉ APORTARÁN PARA LA RECONSTRUCCIÓN?

Empresarios, Iglesias y gobierno

Empresarios, iglesias y gobierno. ¿Qué aportarán para la reconstrucción? El gobierno del estado ha creado grupos de trabajo para que especialistas se aboquen a la inspección y dictaminación de los daños estructurales de las construcciones, particularmente las iglesias que resultaron más dañadas.

A ello se suma el Congreso del estado. Cuyo vitral quedó “sentido” desde el temblor del 7 de septiembre y los murales del Palacio de Gobierno. En todos, además del criterio técnico tendrá que ver el criterio histórico y cultural.

Una vez que se realicen los diagnósticos “técnicos” deberán elaborarse los expedientes que serán presentados al Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (Fonden). Habrá que prever que, ante la catástrofe nacional, pocos recursos llegarán a Tlaxcala.


Lo que exige poner en marcha la anhelada gobernanza moderna. No solo qué le toca sino a qué se compromete, por ejemplo, la industria de la construcción, para que no se interprete que su lucha contra la corrupción y la transparencia es sólo por contratos de obra.

De la misma manera debe dejarse constancia de cuál será la aportación financiera de la iglesia que es la que tiene en posesión la mayor parte de las construcciones lastimadas y en las que se dedica a prestar servicios que nunca han sido gratuitos.

Una excepción tendrá que hacer el gobierno del estado. Como lo informa puntualmente el director del Instituto Tlaxcalteca de la Cultura. Han solicitado al Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) la valoración de las cuatro fisuras que presentan los murales del palacio.

Como dice la canción. En este caso, con dinero o sin dinero federal. El gobierno local deberá hacer una inversión y contemplarla en el Presupuesto de Egresos para 2018. Porque se trata de una parte de la cultura, de un monumento, de un referente de la identidad tlaxcalteca.

En casi todos los demás casos tendrá que esperarse la respuesta del Fonden. empresarios, iglesias y gobierno. ¿Qué aportarán para la reconstrucción?