Emite IMSS recomendaciones para evitar accidentes en niños

En los periodos vacacionales, como el actual, suelen ocurrir accidentes a los niños, principalmente por descuido en su vigilancia. Por ello, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) alerta a los padres de familia y tutores a estar pendientes de sus hijos, ya sea que salgan de paseo o permanezcan en sus casas.

Es común que en el hogar los pequeños sufran quemaduras al prender fuego en la estufa o por la electricidad al intentar conectar algún videojuego, la televisión, el radio u otros aparatos eléctricos.

Los niños en edad preescolar y escolar, es decir, entre los 3 y 12 años, son quienes más sufren accidentes.


También son frecuentes las intoxicaciones por ingerir sustancias cáusticas como aguarrás, thinner u otros solventes que se usan en la limpieza de la casa o de autos. Esto se debe a que con frecuencia los padres guardan en botellas de refresco los corrosivos y están al alcance de los menores, así como los medicamentos, que al ser ingeridos pueden resultar en envenenamiento.

Ante ello, la pediatra supervisora de hospitales del IMSS en Tlaxcala, Isabel Vázquez Tejeda explicó que las caídas son muy frecuentes y pueden resultar muy peligrosas al provocar un accidente grave como traumatismo craneoencefálico. Es común, agregó, que caigan desde su misma altura al ser empujados por otros menores con los que se encuentren jugando.

De igual modo, llegan a sufrir caídas de altura, es decir, desde la azotea de la casa o edificio en el que se encuentren, porque no hay supervisión de los padres o de quien esté a cargo.

Isabel Vázquez recomendó estar al cuidado de los pequeños y, en caso de dejarlos encargados con alguien más, se aconseja poner bajo llave cualquier tipo de medicamentos, cáusticos, detergentes y todos los productos corrosivos que se tengan en el hogar.

También es recomendable sellar con cinta adhesiva las llaves de paso del gas para evitar que los menores jueguen con ellas y las dejen abiertas; no dejar a su alcance cubetas o utensilios que puedan ocupar, como tinas o albercas, para evitar que se ahoguen.

Asimismo, la especialista recomendó recoger los cordones de las cortinas y poner alguna protección en los contactos de luz para que los niños no inserten algún objeto y sufran quemaduras por electricidad. Se debe evitar, dijo, que los niños tengan cerca de ellos bancos, sillas u objetos que les permita alcanzar alturas mayores y que puedan caer o salirse por alguna ventana.




Leave a Reply

Your email address will not be published.