El problema de la trata de personas se ha extendido a través de las redes sociales y medios electrónicos: Liliana Carrasco

“El problema de trata de personas ha cobrado dimensiones de otra índole” a través de los medios electrónicos y redes sociales, lo cual ya representa “focos rojos”, señaló Liliana Carrasco Lezama, directora del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), quien aseveró que esta modalidad afecta a la población infantil y adolescente, pues “la hace vulnerable” a la explotación sexual.

Sin embargo, la funcionaria no dio a conocer cifras sobre los casos y denuncias recibidas, ya que sólo se ofrecerán cuando el Comité Interinstitucional contra la Trata de Personas rinda un informe, “si no a lo mejor se presta a una confusión”.

Contrario a los señalamientos vertidos por asociaciones de la sociedad civil en el sentido de que se ha avanzado poco en la prevención y el combate a este delito, Carrasco Lezama sostuvo que el problema no se ha agravado y que por el contrario “ha habido bastantes acciones para que se reduzca”.


“No olvidemos que es una cifra oculta… no se puede detectar a simple vista; requiere de un estudio profundo”, abundó la directora del DIF.
Aunque no precisó, Liliana Carrasco afirmó que en Tlaxcala se han detectado casos de trata contra niñas y niños, de ahí la necesidad de llevar a cabo acciones de capacitación permanentemente a servidores públicos para poder identificarlos.

Por ello, este jueves el DIF llevó a cabo el taller “Detección e identificación de niñas, niños y adolescentes víctimas de trata de personas”, dirigido a personal de ayuntamientos y dependencias, incluidas las del sector educativo.

La funcionaria estatal abundó que hay un avance en capacitación, ya que existe un programa para combatir la explotación sexual infantil en todo el territorio tlaxcalteca, el cual se puso en marcha desde el inicio de la actual administración.

Pero subrayó que el problema es que este delito ha extendido su campo de acción a través de las redes sociales, ya que también de esta forma se afecta a la población en general, de ahí que ya no es un asunto privativo de regiones específicas.

Añadió que el enamoramiento sigue como una de las principales formas de enganchar a niños y jóvenes en la trata de personas, así como el engaño y la oferta laboral.

El DIF atiende las denuncias recibidas a través de la Procuraduría para la Defensa del Menor, pero la directora de este organismo local apuntó que esto “es un problema generalizado”, en el que no hay distinción de sexo, pues daña a ambos, tanto a hombres como a  mujeres.

Carrasco Lezama resaltó que la falta de vigilancia a los menores de edad por parte de padres de familia y maestros, cuando utilizan algún medio electrónico o las redes sociales, “los hace más vulnerables” a ser víctimas de este ilícito.

El taller “Detección e identificación de niñas, niños y adolescentes víctimas de trata de personas” se llevó a cabo en un hotel de la capital del estado, con la participación de personal de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).




Leave a Reply

Your email address will not be published.