EL MAESTRO ES QUIEN SE HA DADO DE BAJA COMO EDUCADOR

el maestro

El maestro era, hasta hace pocos años, el agente principal de transmisión de orientaciones relevantes y conductas exitosas. La escuela era la “instancia mediadora” que preparaba a los niños y jóvenes para la vida social. Eso dejó de ser así por decisión de los propios maestros.

La escuela era el medio a través del cual los estudiantes aprendían como mínimo los buenos modales civilizados. Ese ha sido siempre el fin para lograr y transformar los salvajes en buenos ciudadanos. Y eso se abrevaba en la fuente del magisterio.

Pero desaparecieron las reglas, los valores y los modelos de comportamientos. Ahora ninguna de las sociedades ofrece una orientación para el desarrollo y construcción de la vida futura. Lo que provoca dos problemas fundamentales a los maestros.


Los maestros cada vez más reducen su función a la transmisión del “conocimiento”. Se olvidan de las orientaciones de acción y actitudes valorativas, lo que determina que ellos mismos se den de baja como educadores.

Esto provoca que los maestros se mantengan a la defensiva. Porque no logran discernir si las conductas de los alumnos pueden ser valoradas como atrevidas, perjudiciales o legítimas. Lo que determina que su comportamiento siempre sea inseguro.

La escuela y el maestro se han convertido en transmisores de “conocimiento” pero ya no de la vida. Lo que genera otro problema, el conocimiento se acumula y actualiza, cuando menos cada tres años. Y en esa competencia el último en llegar es el maestro.

El problema se agudiza con la incorporación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación que permiten el acceso al “conocimiento” de forma directa e inmediata a los estudiantes. Con lo que se desplaza al maestro de uno de los elementos de seguridad.

Esto hace que entre la sociedad, la escuela y los maestros se produzca un divorcio. La escuela es un pequeño reducto para la “transmisión” del conocimiento, pero está ausente de la formación para la vida de los niños y jóvenes. El maestro es quien se ha dado de baja como educador.