El jefe político de Tlaxcala es el responsable de los malos resultados del PRI: Ricardo García

El jefe político de Tlaxcala y el dirigente partidista  son los responsables de los malos resultados que llevaron al Partido Revolucionario Institucional (PRI) a caer hasta el séptimo lugar en las preferencias electorales en los comicios del pasado 1 de julio en la entidad, aseveró el ex diputado federal, Ricardo García Portilla.

Entrevistado después de presentar la carrera “Héroes por ti 2018” que se llevará a cabo el 21 de octubre en Chiautempan, en donde se espera la participación de 5 mil deportistas, García Portilla resumió la situación del PRI en la entidad después de los comicios: Tlaxcala fue el peor estado en cuanto a votos, después de Tabasco; no hay ningún gobierno priista que no haya ganado una diputación local, sólo Tlaxcala no logró ninguna; tampoco hay fracción parlamentaria del tricolor en el Congreso del estado por primera vez en su historia.

“Entonces sí hay una reflexión objetiva con estos datos que no están implicado una calificación de mi parte porque no soy yo quien deba calificarlos, ahí están… hay que preguntarles a los responsables de estos resultados… al dirigente partidista, al jefe político de alguna manera”, apuntó.


Señaló que lo peor que le puede pasar al PRI en estos momentos es que nadie esté actuando, “porque entonces quiere decir que no existe”.

A pregunta expresa si tiene la mira puesta en el año 2021 cuando se renueve la gubernatura, respondió que dependerá de las circunstancias y de las trayectorias que cada uno vaya desarrollando, “el 2021 está cerca en términos de tiempo, pero también está cerca en términos de calendario político”.

–¿Tiene interés de sacarse la espinita después de que en 2016 estuvo tan cerca de ser el candidato del PRI al gobierno de Tlaxcala?

–Yo estoy en la circunstancia, estoy trabajando con la ciudadanía, con la gente, lo voy a seguir haciendo, dependerá de la circunstancia de 2021.

–¿Cómo ve al PRI después del descalabro tan estrepitoso en los comicios del pasado 1 de julio?

–Yo lo veo como señalan las estadísticas y los números que señalan está en el séptimo lugar en Tlaxcala, con el 8 por ciento de la votación total, que no ganó ningún cargo de representación popular (de mayoría), lo veo tal cual lo señala la realidad.

Consideró que si se vive un PRI democrático, eso le dará vida al partido y a la actividad política.

–¿Qué papel juega el gobernador Marco Mena para revivir al PRI en Tlaxcala?

–Él lo decidirá, es una cuestión que tendrían que preguntarle a él.

Lo que sí mencionó es que después del 31 de agosto se ha dedicado a organizar actividades y no se ha involucrado ni lo han invitado al partido, “es un tema totalmente neutral para mí”.

También se deslindó de ser parte de la aprobación del gasolinazo en su calidad de diputado federal e incluso dijo que Lorena Cuéllar Cisneros (próxima coordinadora estatal de los programas sociales en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador) fue quien aprobó esa medida en la LXII Legislatura federal, “pregúntenle a ella”.

Además, mencionó que no tiene comunicación a la fecha con Marco Mena, no tiene relación ni distante ni cercaba con él. Es más, reveló que los diputados federales por Tlaxcala no tuvieron contacto con el gobernador antes de la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación el año pasado.

“Pregúntenle a él (porque no hubo comunicación), lo que es, es que quien tiene la jerarquía más alta pues busca a quien no tiene la misma jerarquía”.

–¿Cómo ve el gobierno de Marco Mena?

–La evaluación la darán los tlaxcaltecas y una parte fue lo que la ciudadanía señaló en la pasada elección y que él dio un mensaje a los dos días de la contienda electoral y que esperamos que cumpla.

Puntualizó que ha cumplido con el PRI e incluso aceptó las invitaciones que le hicieron los candidatos del tricolor en la pasada contienda electoral para que les organizara reuniones, “de mi parte está que cada candidata o candidato que me invitó a estar con ella o con él, estuve”.