EL ENOJO DE LOS VOTANTES

Tres preguntas: ¿Cuántos votos va alcanzar Morena? ¿Qué tanto se va recuperar el PAN? ¿Qué tanto va caer el PRI? El PAN puede obtener más votos que el PRI, pero es posible que el tricolor gane más diputados federales.

Los estudios demoscópicos muestran que existe la probabilidad de que el PAN y el PRI obtengan más o menos la misma cantidad de votos, pero por la distribución territorial, el tricolor va a determinar una mayor presencia.

Lo mismo ocurrirá con la izquierda, la lucha será entre el PRD y el Morena, porque es factible que alcancen una cantidad similar de sufragios, pero la fragmentación que se producirá al participar todos los partidos solos puede beneficiar a la burocracia perredista.


Esto determinará que la integración de la Cámara de Diputados tendrá dos minorías grandes (PRI–PAN), tres  minorías medianas (PVEM–PRD–Morena) y tres minorías pequeñas (Panal–PT–MC).

Los resultados de los estudios demoscópicos muestran que el PRI comenzará muy abajo en primer lugar por los problemas de carácter económico; en segundo, por la corrupción que detonaron las casas Higa y, tercero, por Ayotzinapa y Tlatlaya.

Las preferencias electorales de los ciudadanos no son tan diferentes a las que registran todo los partidos en el poder desde 2003 y se repiten en 2009, hay una caída aproximada de 15–18 puntos, que va hacia los partidos emergentes.

Es posible que haya poca asistencia a las urnas y buena parte de la población que está enojada contra el gobierno, se quede en casa como protesta por el ambiente tan negativo que no logró sacar adelante el mexican moment.

A diferencia de la elección de 1997 que el hartazgo y el voto fueron contra el PRI, para 2015 esta reacción será en contra de todos los partidos y la clase política, lo que llevará a que Acción Nacional y el Revolucionario Institucional sean los mayoritarios con un 20–25 por ciento de los sufragios.