Educación superior 4.0 Docencia e investigación para un cambio vertiginoso

Educación superior 4.0.

Educación superior 4.0. El presidente electo recibe de los directores de instituciones de educación superior y centros de investigación nacionales dos documentos. Visión y acción 2030 . Propuesta de la ANUIES para renovar la educación superior en México. Diseño y concertación de políticas públicas para impulsar el cambio institucional. Y, Hacia la consolidación y desarrollo de políticas públicas en Ciencia, Tecnología e innovación. Objetivo estratégico para una política de Estado.

El primero destaca: “Lo que hace distinto el momento actual de épocas anteriores del desarrollo de la humanidad, es la complejidad del cambio en todos los ámbitos por diversos factores. La rapidez de las transformaciones, la influencia instantánea de la globalización en la vida de todas las sociedades. La transición a una sociedad y economía del conocimiento. Así como el incremento de la inestabilidad”

Plantea como reto: “concebir un nuevo proyecto educativo que fortalezca a las IES y ponga en el centro de su quehacer a los estudiantes. Atienda de manera prioritaria las necesidades y expectativas de la sociedad e incremente su contribución al desarrollo regional y nacional.


El segundo inicia: “Como han reconocido repetidamente muchos líderes políticos, sociales, académicos y empresariales en los países que más desarrollo han logrado. El fortalecimiento de la inversión en educación, así como en ciencia, tecnología e innovación (CTI) no es un lujo, sino una verdadera necesidad”.

Proponen: “Hacer del conocimiento, la tecnología y la innovación, incluida la innovación social, una palanca fundamental para el crecimiento económico sustentable de México. Que favorezca el desarrollo humano. Posibilite una mayor justicia social. Consolide la democracia y la paz. Y fortalezca la soberanía nacional”.

De estabilidad a la turbulencia en el entorno

ANUIES considera que “la transición hacia la sociedad del conocimiento debe ser enfrentada, por tanto, como un proceso complejo, inestable y turbulento. En el que las IES tendrán que incrementar su capacidad de adaptación y su creatividad para adecuarse a las nuevas condiciones del entorno. Esta situación requerirá de procesos colectivos de aprendizaje en sus comunidades para desarrollar nuevas competencias y capacidades institucionales”.

Los modelos educativos en el mundo están cambiando de manera acelerada. Se transita de la premisa de estabilidad a la turbulencia en el entorno; de la idea de permanencia de los saberes a la aceptación de su rápida obsolescencia; del abordaje rígido y disciplinario al flexible e interdisciplinario; de la rutina a la creatividad y la innovación; del trabajo en el aula al aprendizaje en los entornos sociales y productivos; y del enfoque local al global.

De acuerdo con Joseph Aoun (2017), para garantizar una educación “a prueba de robots”, será necesario que las IES combinen la enseñanza de la ciencia y la tecnología con las ciencias sociales y las humanidades. La educación para el futuro “se concentrará en desarrollar las habilidades y competencias netamente humanas para las cuales, al menos por ahora, las máquinas no ofrecen una alternativa viable, tales como la empatía, el trato personal y las relaciones de grupo.

El impulso de un nuevo enfoque en las políticas públicas permitirá transitar de un sistema cerrado de educación superior centrado en las tradicionales formas de operar de las IES a un sistema abierto, flexible, innovador, articulado y dinámico que potencie la contribución de las IES y faciliten la construcción de una mejor sociedad. Educación superior 4.0

Los ejes de transformación de la educación superior

Se proponen como ejes de transformación: Mejor gobernanza para el desarrollo del sistema de educación superior. Se requiere la concertación de un marco normativo moderno y un renovado diseño organizacional para la integración de un verdadero sistema nacional de educación superior… que…, dé como resultado la construcción de un espacio común.

Ampliación de la cobertura con calidad y equidad. Se propone un acuerdo entre el gobierno federal, los gobiernos estatales y las instituciones de educación superior, para atender las metas nacionales, aumentar la oferta en las diversas modalidades educativas y reducir las brechas de cobertura entre entidades federativas y regiones.

Mejora continua de la calidad de la educación superior. Se necesita una nueva plataforma de políticas orientadas al mejoramiento de la calidad de la educación superior en el corto plazo, mediante el diseño de un nuevo modelo de calidad centrado en los resultados del proceso de aprendizaje de los estudiantes, la creación del Sistema Nacional para la Evaluación y Acreditación de la Educación Superior y el impulso a la internacionalización.

Ejercicio pleno de la responsabilidad social. Se promueve la aplicación del enfoque de la responsabilidad social en las instituciones de educación superior, para que, en el marco de su misión, sus principios y valores, se fortalezcan la calidad y la pertinencia de sus funciones, se amplíe su contribución al desarrollo regional y su participación en la construcción de una sociedad más próspera, democrática y justa.

Certeza jurídica y presupuestal para el desarrollo de la educación superior. Se plantea la concertación de una nueva política de financiamiento con visión de Estado, caracterizada por la corresponsabilidad entre el gobierno federal y los gobiernos estatales para brindar certeza jurídica y presupuestal a las instituciones de educación superior. En conclusión Educación superior 4.0

Educación superior 4.0 Docencia e investigación para un cambio vertiginoso

Vivimos hoy en un mundo donde la generación del conocimiento, el uso y aplicaciones de éste, son cada vez más importantes para el desarrollo y bienestar de una sociedad. En primer lugar, la búsqueda y producción de nuevos conocimientos, como actividad humana primaria, necesariamente implica también el desarrollo y consolidación de una sociedad más educada, más crítica, con mayor equidad y justicia, y más adaptable y capaz de reaccionar ante los cambios de su entorno.

Para llevar a cabo la actividad científica de manera libre y fructífera, son indispensables los siguientes ingredientes: recursos humanos calificados que puedan proponer y desarrollar iniciativas y proyectos sujetos a la evaluación de pares calificados —formando en el proceso a las generaciones siguientes en investigación e innovación y extendiendo las fronteras del conocimiento—; recursos financieros suficientes, confiables y programables en plazos adecuados al quehacer de generación del conocimiento, etc.

Principales elementos para iniciar y consolidar una política de Estado

La ciencia debe ser considerada una prioridad nacional; el conocimiento que genera es un bien público. El acceso al mismo es un derecho humano que debe ser promovido por el Estado.

Definición de objetivos nacionales y regionales concretos. En atención a los grandes problemas del país, a las necesidades sociales y a temas de conocimiento estratégicos de futuro.

Consolidación de una estrategia de planeación a mediano y largo plazo. Permite impulsar y alcanzar los grandes objetivos nacionales. En cuya concreción deben participar de manera relevante los actores del sistema de CTI.

Otorgarle los apoyos económicos, jurídicos y de organización. Es un factor crucial para establecer una verdadera sociedad y economía basadas en el conocimiento y en la información.

La creación acelerada de nuevos centros de investigación y de universidades públicas. Como auténticas universidades de investigación capaces de generar conocimiento original y de frontera.

Generar políticas públicas diferenciadas que apoyen el progreso integral de las entidades federativas y regiones, basadas en el conocimiento científico. Sustentadas en las vocaciones, los liderazgos y las capacidades locales.

Un objetivo fundamental es consolidar la vinculación de la ciencia y la educación superior con el desarrollo tecnológico y la innovación en las empresas. Una amplia labor de gestión y traslación del conocimiento.

Se debe asegurar la gobernanza del Sistema Nacional de CTI como lo establece la Ley de Ciencia y Tecnología vigente. Idealmente, dicha estructura se debe reforzar o reformar, para que el sector de CTI tenga una cabeza ejecutora.

Se debe dar cumplimiento al mandato establecido por la Ley de Ciencia y Tecnología para contar con al menos 1% del PIB en gasto de investigación y desarrollo experimental.