DOS IDEAS SIMPLES PARA MEJORAR LA EDUCACIÓN PÚBLICA DE TLAXCALA

Dos ideas

Dos ideas simples para mejorar la educación pública. Que los niños hagan el aseo de las escuelas y proporcionarles alimentación gratuita a todos los inscritos. Esto fomentará la cultura cívica y el aprovechamiento y permanencia escolar.

Los útiles escolares gratuitos que debe otorgar el gobierno estatal y usan como bandera los presidentes municipales no tienen impacto. Estos deben entregarse en dinero a las escuelas para que pongan en práctica estas dos ideas.

Los planes de mejora pueden incorporar estas dos ideas que la evidencia científica ha demostrado que tienen impacto positivo en la educación cívica, emocional y cognitiva de los escolapios: El trabajo cooperativo y la alimentación.


Todos los días al llegar los estudiantes de las escuelas de educación básica deben hacer el aseo de la escuela. Barrer, trapear, limpiar, lavar los baños. Los trabajadores de servicios deben mostrarles cómo se hace el trabajo de la mejor manera posible.

Cuál es la intención de esta idea. Que los niños desarrollen un concepto de lo público como propiedad de todos y, por tanto, la obligación de cuidarlo. No que hasta ahora lo público es significado de abandono o deterioro.

La segunda idea es que en lugar de útiles escolares se dote a todas las escuelas –a todas las escuelas– de comedores. Después de que los niños hagan el aseo, el propio salón sea organizado, por los estudiantes, como comedor.

Los comedores deben ser responsabilidad de los padres de familia. Debe guisarse bajo la orientación de la nutrición y la tradición. Una vez que terminen de desayunar, reconviertan otra vez su aula, en salón de clases.

La evidencia empírica muestra que estas dos acciones por separado tienen una incidencia en la trayectoria de los niños: Se mantienen dos–tres años más dedicados al estudio y desarrollan una mayor confianza social en la escuela, los maestros, los padres y la comunidad.