Dos escenarios

La ampliación del estadio Tlahuicole se da en parte, según declaraciones del titular de la Secoduvi, Francisco Javier Romero Ahuatzi, por los comentarios escritos en las redes sociales, presuntamente por tlaxcaltecas, sobre la necesidad del “crecimiento del estado”.

De acuerdo con el funcionario, el fútbol es una posibilidad que tiene Tlaxcala para “brillar” y por ello el gobierno del estado aprovecha la oportunidad que le brindó el equipo de fútbol Coyotes –integrado básicamente por jugadores no originarios de la entidad—al ganar la categoría de la Liga de Ascenso MX.

“Tú sabes perfectamente cómo están los comentarios en redes sociales en función de la dinámica de crecimiento del estado, que siempre es necesario no quedarnos pequeños, si nos quedamos con ese pensamiento pequeño pues no hacemos nada grande que realmente realce al estado, tenemos que brillar. Este es un aspecto de cómo brillar y esta es una oportunidad que el estado la toma para crecer”, respondió Romero Ahuatzi a pregunta expresa de un reportero.


Es innegable que el deporte es una magnífica oportunidad para que las personas sobresalgan, incluso económicamente, cuando hay dedicación, y ojalá el proyecto de ampliación del estadio Tlahuicole coadyuve a lograr que tlaxcaltecas figuren a nivel nacional e internacional en las disciplinas que elijan.

El gobierno del estado destinará a estas obras un recurso de 180 millones de pesos y una vez concluidas, la previsión es que detone la actividad económica de la entidad y, específicamente, de la zona de la capital tlaxcalteca donde está ubicado el inmueble, pues también se construye un centro comercial.

En tanto, un grupo de actores tlaxcaltecas que conforman el Espacio Escénico Espejo Ilusión no tuvieron más opción que aportar de sus propios recursos para organizar el Encuentro Nacional de Teatro Independiente.

La cultura también es una opción para “brillar”. Esperemos que el titular de la Secoduvi dé respuesta a los comentarios en redes sociales al respecto.