Docentes cesados: vía jurídica o política

A dos años de haber sido cesados y uno después de que interpusieron sus respectivas demandas, aún se desconoce el número concreto de docentes a los que se les retiró su plaza en el subsistema de enseñanza básica estatal por no haberse evaluado en su desempeño.

Las cifras proporcionadas por autoridades de la USET y por las organizaciones sindicales, entre estas el SNTE y la CNTE, difieren en gran medida, pues mientras que la dependencia informó que da seguimiento a 60 casos, los dirigentes magisteriales hablan de 40 a 100 docentes cesados.

Lo que es un hecho es que la reinstalación de esos docentes se dará, si acaso, por la vía política y no por la jurídica, aunque la mayoría de los profesores en esta condición interpuso su demanda laboral ante la JLCA, sin embargo, los asuntos no han avanzado de igual manera en esta instancia laboral.


Mientras que los nueve casos que son seguidos por la sección 31 del SNTE ya fueron desahogadas sus audiencias, de acuerdo con lo informado por el secretario general, Demetrio Rivas Corona. Los asuntos que respalda la organización magisterial disidente, no han llegado a esta etapa, según denuncian los dirigentes.

La Ley General de Servicio Profesional Docente señala que los maestros que no acaten las evaluaciones a su desempeño en las aulas, serán cesados de sus plazas sin responsabilidad de la parte patronal. Pero a raíz de las manifestaciones protagonizadas por la CNTE a nivel nacional, el gobierno federal procedió a la reinstalación de varios de esos profesores.

Esta situación no se ha dado en el estado, pues la USET espera el fallo de la JLCA. Los abogados de los profesores cesados señalan que ganarán los casos, por lo que sus defendidos serán reinstalados y recibirán el pago de sus salarios caídos, solo es cuestión, dicen, que el gobierno dé el visto bueno.