Disminuyó 0.7% la informalidad laboral en Tlaxcala en el primer trimestre de 2017: Inegi

Disminuyó 0.7% la informalidad laboral en Tlaxcala en el primer trimestre de 2017: Inegi. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

La informalidad laboral bajó 0.7 por ciento y la ocupación en el sector informal disminuyó 0.3 por ciento en Tlaxcala del cuarto trimestre de 2016 al primer trimestre de 2017, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) que difundió este martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Sin embargo, Tlaxcala se mantuvo en el primer lugar nacional en ocupación en el sector informal con el 40.3 por ciento de los 553 mil 858 personas que laboraron en el primer trimestre de 2017, lo que representa 223 mil 204 ciudadanos en esa condición. En el periodo octubre–diciembre de 2016 fue de 40.6 por ciento este indicador.

En tanto, la tasa de informalidad laboral de Tlaxcala fue de 72 por ciento en el primer semestre de 2017 contra 72.7 por ciento del cuarto trimestre de 2016. Esto significa que siete de cada 10 personas se desempeña en el sector informal de la economía en el estado de Tlaxcala.


Tlaxcala tuvo la sexta tasa más alta de informalidad laboral del país en el primer trimestre de 2017, solo por debajo de Puebla que registró 73.3 por ciento, Hidalgo con 74.5 por ciento, Guerrero con 77.6 por ciento, Chiapas con 79.8 por ciento y Oaxaca con 81.9 por ciento, anotó el Inegi.

El reporte del Inegi también específica que en los primeros tres meses del año en curso un total de 20 mil 393 personas estuvieron desocupadas, lo que arroja una tasa de desempleo de 3.6 por ciento, siendo la décimo primera más alta del país en este periodo reportado.

En el trimestre previo la tasa de desocupación también fue de 3.6 por ciento de la población económicamente activa en Tlaxcala.

Las entidades federativas que tienen las mayores tasas de participación en la actividad económica (cociente entre la PEA y la población de 15 o más años de edad) son Colima con 67.6 por ciento, Baja California Sur con 66.4 por ciento, Quintana Roo con 66.1 por ciento, Yucatán con 64.3 por ciento, Nayarit con 64 por ciento, Coahuila y Sonora con 62.7 por ciento de manera individual y Jalisco con 62.3 por ciento.

Congruentes con el tamaño de su población, el Estado de México y la Ciudad de México constituyen los mercados de trabajo más grandes del país con 7.2 y 4.1 millones de personas ocupadas, en ese orden, y representan en conjunto el 21.8 por ciento del total nacional; les siguen Jalisco con 3.6 millones, Veracruz con 3.1 millones, Puebla con 2.7 millones, Guanajuato con 2.4 millones, Nuevo León con 2.3 millones y Chiapas con 2 millones de personas.

En el otro extremo y obedeciendo a su estructura poblacional se encuentran las entidades con los menores tamaños del mercado laboral: Colima con 361 mil personas, Baja California Sur con 378 mil, Campeche con 396 mil, Aguascalientes con 541 mil, Tlaxcala con 554 mil y Nayarit con 574 mil ocupados.