Disminuye número de casos de adopciones en la entidad

Los trámites establecidos para la adopción de menores de edad por el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) limitan a los interesados para concretar el procedimiento, lo que ha redundado que el número de casos en la entidad haya ido a la baja en los últimos años.

Así lo reconoció la directora general del DIF estatal, Liliana Lezama Carrasco, quien reveló que en promedio cada año se registran 10 adopciones de menores de edad, a pesar de que el número de parejas que se interesan por adoptar a un niño en la entidad es alto, pero muchos de ellos no cumplen con los requisitos.

No obstante, la funcionaria estatal consideró que a través de estos requisitos se logra garantizar que los menores de edad, que son albergados temporalmente en la Casa de los Niños de Todos, cuando sean adoptados sean por familias con condiciones y oportunidades de vida más óptimas.


Expuso que los requisitos para la par en adopción a un menor “son minuciosos y estrictos, pero se necesitan para que sea viable, se requiere desde un estudio psicológico y de trabajo social, hasta tomar un curso que se llama Taller para Padres, el cual tiene como objetivo sensibilizar a los padres que quieren integrar a un menor a su familia, el cual vivió una situación de violencia”.

Indicó que para que un menor sea candidato a adopción primero debe liberarse jurídicamente “y eso es lo que detiene un poco la parte legal, además son trámites y términos estrictos que debemos acatar”.

Respecto del origen de las parejas interesadas en adoptar a un menor, refirió que provienen tanto de la entidad como de otros estados del país, entre ellos Puebla, Jalisco, Hidalgo y el Estado de México. “Sí llegan parejas foráneas por el impacto que hemos tenido en esa materia, es algo que se va a sistematizar, es claro y transparente, eso es lo que se ha buscado”, explicó.

El sistema que se ha aplicado para la adopción es benéfico, ya que se busca que una familia tenga las posibilidades para atender al menor, mencionó.

Empero, consideró que “se ha cambiado la cultura de la adopción, actualmente es la última opción que tienen los menores, por eso nuestra cifra es baja, se ha trabajado directamente con los solicitantes, tenemos cursos de adopción, donde conocen cómo trabaja el sistema estatal, se analiza una serie de valoraciones y requisitos que se deben cubrir, pero se requiere el trámite judicial y debemos cumplir con muchos requisitos”.




Leave a Reply

Your email address will not be published.