Dirigentes del PAN, PRI y PRD admiten que sus partidos deben refundarse y reinventarse

Los dirigentes locales del PAN, PRI y PRD participaron en el programa radiofónico “Disonancias” que realiza el equipo de La Jornada de Oriente–Tlaxcala, a fin de exponer sus puntos de vista sobre la elección del pasado 1 de julio

Los partidos, otrora poderosos y primeras fuerzas políticas, están obligados a refundarse, reinventarse y regresar a sus principios para convertirse, de cara a la sucesión gubernamental de 2021, en opciones atractivas ante la ciudadanía, pues de lo contrario el fututo electoral de éstos es complicado.

En eso coinciden los presidentes estatales de los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD), Carlos Carreón Mejía, Roberto Lima Morales y Juan Manuel Cambrón Soria, respectivamente, quienes refieren que ahora serán una oposición responsable al gobierno federal, en especial “ante las ocurrencias”, como consideran los anuncios hechos por el virtual presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador.

Tras los resultados de los comicios del pasado 1 de julio, las tres fuerzas políticas que han detentado el Poder Ejecutivo local sufrieron “una gran sacudida”, como asienta el líder del sol azteca, al grado que su votación fue pírrica, pues sumadas entre las tres no llegan a los 20 puntos porcentuales.


En manos de los abanderados de la coalición Juntos Haremos Historia, que integraron los partidos Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES), ellos perdieron su hegemonía en el Congreso local, por ejemplo, y fueron borrados del mapa por la pugna de las diputaciones federales, misma que pretenden recuperar.

Eso fue lo que revelaron los tres líderes partidistas durante su participación en el programa radiofónico “Disonancias” que realiza el equipo de La Jornada de Oriente–Tlaxcala, en donde cada uno de ellos, a su manera, coincide que la viabilidad de sus respectivos institutos políticos depende de su refundación o reinvención.

“Después de la sacudida tenemos que reinventarnos, tenemos que volver a nuestro origen para enfrentar las siguientes elecciones y nuestro origen están con la gente, con las causas, y necesitamos volver a encontrar nuestras causas en este proceso de reinvención”, refiere el presidente estatal del PRD.

Una visión similar es la que tiene el presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI, quien refiere que su partido debe reestructurarse, hacer cambios de fondo y recapitalizar la oferta política que atienda las necesidades de los ciudadanos.

“Nosotros tenemos que operar en tres aspectos, primero como partido tendremos que haceros un replanteamiento, una reestructuración en lo general, tanto en la dirigencia estatal como en las dirigencias municipales y en el resto de la estructura del partido, al interior debemos trabajar en torno a la unidad, al fortalecimiento y la inclusión de todos los actores de la sociedad, y otro frente es que debemos transitar, junto con el gobierno del estado, para dar resultados, para seguir siendo esa parte que el ciudadano vea que está dando respuesta a sus necesidades y como tal tenemos que trabajar; y tercero, debemos consolidar una oferta política atractiva que nos permita recapitalizar todos los que en este momento se fueron, se han ido del partido, pero que ahora puedan sentir que tienen un espacio en el que pueden participar y, sobre todo, que existe un proyecto de gobierno que les puede garantizar en 2021, esta parte en la que todos pueden están inmersos y puedan verse reflejados sus intereses, necesidades y condiciones tanto políticas como sociales y hasta laborales”, estima Roberto Lima.

En el caso del PAN, Carlos Carreón advierte que es indudable la necesidad de reconformarse en sus bases y para ello el próximo presidente del CDE, junto con la militancia, tendrá esa obligación, pero “tenemos el tiempo suficiente para reconformarnos y ser una oposición responsable, que la ciudadanía vea en Acción Nacional eso que vio en 2000 y 2006, en donde nos dio la confianza y debemos recuperar terreno”.

Sin embargo, matizan que la condición que los llevó a ser relegados a una presencia casi marginal en la próxima Legislatura local, no fueron sus pifias o errores en la contienda electoral, sino el voto de hartazgo ciudadano que hubo en contra del sistema político nacional.

“Hubo un hartazgo que el ciudadano hizo patente en las urnas  el 1 de julio y el resultado ahí está, finalmente creo que no fue una votación responsable, no lo fue, al menos para mí, en lo personal, qué tenemos que hacer, pues revisar qué es lo que tenemos que corregir para que podamos en su momento, en las próximas elecciones, ser un partido atractivo para el ciudadano. Tenemos que corregir y hacer muchas cosas al interior del partido y después salir con una oferta política y lo vamos a hacer de manera responsable”, dijo el priista.

Mientras que para el panista, el efecto López Obrador los afectó, pues “cada elección es distinta, cada elección cambia considerablemente; por ejemplo, en 2016 fue una elección buena para el PAN, se ganaron gubernaturas y en 2018 una mala elección, lo mismo pasó al PRI y a otros partidos, desde luego Andrés Manuel, después de 18 años de campaña, tuvo algo que aprender y lo hizo bien, lo aplicó y le dio resultados”.

En esto último coincide el líder perredista, quien refiere que el discurso antisistema que enarboló el candidato de Morena les terminó por afectar.

“A toro pasado siempre es más fácil defender los hubiera, pero en el caso del PRD hay quienes piensan que mejor nos hubiéramos aliado con Morena y ya seríamos gobierno, pero esta evaluación tiene que ser una evaluación muy seria y muy responsable sobre el actuar de los partidos políticos y de quienes estamos en esto… la geografía del electorado y la forma en la que votó, modificó la parte histórica que venía siendo, hay que ser claros, López Obrador se apropió de la lucha antisistema y lo hizo de manera correcta que le funcionó en sus aspiraciones”, puntualiza.

No obstante, los tres dirigentes reconocen que hubo actos, omisiones y acciones de parte de los partidos políticos, sus representantes y militancia, que también causaron estos resultados adversos.

De ello, los tres estiman que será necesario realizar ajustes, adecuaciones en sus estructuras directivas y una “limpia o purga de militantes”, porque “quienes traicionaron se deben ir”, dice Cambrón Soria.

Aunque en el caso del PRI, su dirigente admite que será necesario un análisis profundo de las condiciones que se dieron en esta elección para “ver en qué fallamos, incluso, nosotros como dirigencia estatal, para ver en qué hemos incurrido, quizá en negligencias y estamos en el ámbito nacional y estatal en ese tenor, estamos haciendo los planteamientos serios para ver qué es lo que tenemos que hacer al interior del partido y de qué forma tenemos que salir con la ciudadanía y reconstituirnos. En el PRI debemos actuar de una forma responsable y minuciosa, pero contundente, en este momento hay que revisar todas las aristas para encontrar todo lo que debemos replantear y ver de qué forma vamos a ser nuevamente atractivos y generar empatía con la ciudadanía”.

–¿Cómo actuarán en el futuro siendo oposición?

–En el caso de Acción Nacional, seremos una oposición responsable, que estará apoyando cuando vea un beneficio para Tlaxcala y, por supuesto, será oposición férrea cuando veamos alguna afectación, no porque tengas una mayoría calificada significa que tengas un cheque en blanco y que puedas hacer y deshacer en el estado, esperamos que no sea la intención de Morena y que vea por la construcción de un Legislativo propositivo y que vea por el interés de Tlaxcala, responde Carlos Carreón.

Empero, deja ver sus dudas y malestar por los anuncios y acciones hechas por el virtual presidente electo de México.

“Es un gran reto que debemos ir trabajando en torno a las ocurrencias que tendrá este gobierno… estamos viendo el tema de tomas de decisiones a la ligera, no están siendo bien analizadas y al final creemos que esto va a terminar en un autoritarismo, pero ahí entran los partidos políticos para hacer frente a eso y que la ciudadanía vea en el PAN que, junto con los demás partidos, podemos ser esa opción que fuimos en alguna ocasión y debemos cooperar”, apunta.

“En el PRI, en el caso del estado, no somos oposición, somos gobierno, en esta parte nos toca cuidar el desempeño del gobierno y todos los proyectos que ya se tienen en vista puedan transitar de la mejor forma y, sin duda, en ello el Congreso es determinante, por eso vamos a tener que construir con ellos una forma de acercamiento, diálogo y concertación para que se pueda dar paso a todo lo que el proyecto de gobierno se tiene y de esa forma podamos transitar. Esta parte es la que nos toca hacerlo da manera responsable, porque al final los afectados son los ciudadanos, porque en ello va el desarrollo del estado, enfatiza Roberto Lima.

“Quien lleva mano en la definición de la agenda legislativa es la coalición ganadora, lo que hará el PRD es que en aquellos temas en los que encontremos coincidencia, sin duda que sean para el bien de Tlaxcala y que representen una modificación sustantiva, estaremos respaldando éstas, pero traeremos nuestra propia agenda y trataremos de construir los consensos”, Expone Cambrón Soria.

Y también aprovecha para criticar los recientes anuncios de López Obrador

Observa que Morena tendrá como estrategia, a través de la figura de López Obrador, la generación de percepción de la inevitabilidad de los triunfos y en el caso de Tlaxcala, hacia 2021, parece que van a crear esa imagen, como si fuera inevitable el triunfo de Lorena Cuéllar y será tarea de nosotros frenar esa inevitabilidad, veo ese enrome riesgo en la propuesta de Andrés Manuel de llevar y someter a referéndum la revocación de mandato, que si bien había dicho que iba a ser cada dos años, ahora piensa que en cada tres y al hacerlo así, quiere ir a la boleta nuevamente en la elección intermedia para tratar de jalar a sus candidatos y ese es un tema en el que demos tener mucho cuidado los partidos políticos, aunque no creo que nos necesite mucho para hacer esas reformas en la cámara, pero no nos queda de otra que hacer el llamado y mantener firme nuestra posición, concluye.