Diputados reformaron varios ordenamientos legales que remitió el gobernador Marco Mena al Congreso local

Diputados reformaron varios ordenamientos legales que remitió el gobernador Marco Mena al Congreso local. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

El establecimiento de penas de hasta de 70 años de cárcel a quien asesine a un policía; prohibir la instalación y funcionamiento de casinos y casas de apuestas, así como de establecimientos donde se presenten mujeres desnudas o semidesnudas, además de aumentar las penas por delito de violación y la derogación de la obligación que tenía el Ejecutivo local para crear un instituto especializado en atención a migrantes, fueron algunas de las disposiciones que expidieron este jueves los diputados locales.

Además, aprobaron la expedición de la Ley de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano del Estado de Tlaxcala, la cual, como las anteriores adecuaciones, fue presentada en su momento por el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez.

En sesión extraordinaria, los integrantes de la LXII legislatura local se dieron a la tarea de aprobar los dictámenes que tenían pendientes del Ejecutivo local y en una plenaria que duró más de cinco horas, validaron las adecuaciones, adiciones y derogaciones a diversos numerales del Código Penal, a la Ley Municipal y a la Ley de Protección y Atención de los Sujetos Migrantes y sus Familias para el Estado de Tlaxcala.


En el caso del Código Penal, los diputados aceptaron la propuesta del mandatario para aumentar las penas a quienes cometan el delito de homicidio calificado en contra de servidores públicos de las instituciones policiales, de procuración y administración de justicia, en ejercicio de sus funciones o con motivo de las mismas, pues a partir de la enmienda serán sancionados con penas privativas de la libertad de 50 a 70 años.

Los diputados justificaron la medida al señalar que “la perpetración del delito aludido (homicidio calificado) se ha incrementado notoriamente, a causa de la proliferación de delitos de alto impacto y/o constitutivos de delincuencia organizada, no sólo en el estado sino en el país, creando una situación de tensión social y mayor riesgo a quienes prestan sus servicios policial y de procuración y administración de justicia.

También reformaron la Ley Municipal para establecer que “no estarán permitidos en el estado el uso de suelo ni los permisos o licencias para casinos, centros de apuestas, salas de sorteos, casas de juego y similares, cualquiera que sea su denominación, para centros donde se presentan espectáculos con personas desnudas o semidesnudas y para establecimientos donde se comercializan vehículos de procedencia extranjera sin acreditar su legal estancia en el estado”.

La reforma fue justificada al señalar que “las actividades recreativas que implican juegos de azar con apuestas y exhibiciones nudistas fomentan los vicios personales, de modo que al concentrarse en esos establecimientos cúmulos indeterminados de personas, de forma habitual, progresivamente desencadenan vicios sociales, mismos que son el germen para la perpetración de delitos y con mayor razón los relacionados con trata de personas”.

En la misma plenaria, los diputados aprobaron la creación de la Ley del Asentamientos Humanos, a través de la cual busca establecer las bases para regular la planeación y administración del ordenamiento territorial, los asentamientos humanos y el desarrollo urbano en el estado de Tlaxcala; además de definir los principios conforme a los cuales el estado y los ayuntamientos ejercerán sus atribuciones para planear y regular la zonificación, las provisiones, reservas, usos y destinos de áreas y predios y las bases conforme a las cuales se dará la participación ciudadana en el proceso de la formulación, ejecución y seguimiento de los programas y proyectos de los asentamientos humanos, el desarrollo urbano y el ordenamiento del territorio.