Determina la SCJN sobreseer la acción de inconstitucionalidad contra la Ley de PCET

Debido a la creación de una nueva norma y que ésta ya entró en vigor, los integrantes de la Supre-ma Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinaron, por mayoría de votos, sobreseer la acción de inconstitucionalidad promovida en contra de la Ley de Pensiones Civiles del Estado de Tlaxcala (PCET) aprobada el 31 de diciembre de 2012.

Con ello, los ministros del máximo órgano de justicia en el país decidieron no pronunciarse en torno al proceso parlamentario que llevó a cabo el Congreso del estado en diciembre del  año pasado, a través del cual promulgó la Ley de Pensiones Civiles que entró en vigor el 1 de enero de 2013.
Aunque cinco ministros de la Corte ya habían considerado que la ley impugnada por un grupo de 12 diputados locales era inconstitucional, Alberto Pérez Dayán presentó un nuevo proyecto de dictamen a través del cual propuso el sobreseimiento de la acción de inconstitucionalidad 2/2013, al considerar que existe ya una nueva norma, por lo que no era necesario ir al fondo del asunto para determinar la legalidad o no de la anterior disposición que regula las pensiones de los burócratas de Tlaxcala.

Sin embargo, cuatro ministros consideraron “errónea” dicha percepción, pues en “la nueva legislación” se incluyeron preceptos de la ley que estaba impugnada, mismos que se dejaron a salvo en su aplicación, lo cual “es un vicio de origen”, en concreto la creación de un libro B para el registro de los trabajadores al servicio de los tres poderes del estado y sus municipios.


En este sentido, el ministro José Ramón Cossío Díaz enfatizó que el artículo primero  transitorio de la nueva ley, aprobada el pasado jueves por el Congreso de Tlaxcala, “es sumamente cla-ro, hay una distinción entre las disposiciones que quedan abrogadas o derogadas de aquellas que están salvando expresamente esta condición, creo que lo que se está haciendo es tomar un artículo transitorio como si estuviera derogando en su totalidad, cuando el propio órgano emisor reserva esta posición, es verdad que es un nuevo acto legislativo, pero se divide en temporalidad y este apartado sigue vigente.

En ello coincidio el ministro Luis María Aguilar Morales, quien dijo estar en contra de sobreseer la acción, pues estimó que la inclusión de algunos artículos transitorios en donde se aceptan disposiciones de la ley impugnada, en los hechos “es una acción para extender los efectos de la norma (impugnada)”.

Esas posiciones fueron compartidas por el ministro José Fernando Franco González Salas y por el propio presidente de la Corte, Juan N. Silva Meza, pero este último advirtió que “el sobreseimiento de la acción tiene vicios de origen porque se reconocen preceptos de una norma que está impugnada”.

En este sentido, el ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea minimizó esos argumentos al señalar que en todo caso “se podría interponer una nueva acción de inconstitucionalidad en contra de la nueva (ley, pero sólo en cinco de sus artículos y seis transitorios), pero ya no hay materia para impugnar todo el proceso de la nueva ley”.

Por ello, los ministros Jorge Mario Pardo Rebolledo, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, Olga María del Carmen Sánchez Cordero de García Villegas, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, Sergio Armando Valls Hernández, Margarita Luna Ramos y el propio Pérez Dayán aprobaron el sobreseimiento de la acción de inconstitucionalidad por el que 12 diputados locales impugnaban la aprobación de la Ley de Pensiones Civiles que estuvo vigente del 1 de enero al 24 octubre de 2013.




Leave a Reply

Your email address will not be published.