Después del 7 de julio

Después de la jornada electoral del 7 de julio, bien vale la pena destacar el lamentable desempeño del Consejo General del IET, en el día más importante de este proceso electivo y el funcionamiento mediocre, por decir lo menos, del SARJE.Y vale la pena destacarlo en dos sentidos, el primero en lo urgente y prioritario que debe ser que espacios como la CEDH, la Caiptlax y el mismo IET dejen de ser integrados bajo el criterio de la repartición  de cuotas de poder de los partidos y de las fuerzas políticas que confluyen en el Congreso.

La actuación del IET indica que los perfiles asignados estaban muy por debajo de las expectativas requeridas y que los partidos, en general, apuestan por los más bajos perfiles a pesar de que tienen la posibilidad de contar con propuestas más elevadas en conocimiento, experiencia y mérito. El segundo responde a la deficiente incidencia ciudadana para evitar que las decisiones de los entes públicos tengan como eje de acción los acuerdos facciosos y de grupo. Así, se dibuja un reto nada menor y que debe provocarnos a la acción inmediata, pues es lastimoso y vergonzante que tengamos un IET desfasado y poco útil; por principio de cuentas debemos exigir que el Consejo General rinda cuentas y dé explicaciones amplias sobre todas las deficiencias y fincar las responsabilidades y sanciones correspondientes.

La actuación de los partidos también debe ser analizada a profundidad, no podemos darnos el lujo de pasar por alto ni la repartición de despensas, ni la compra de votos, ni el condicionamiento de beneficios a cambio de los sufragios, ni toda la cadena de acciones constitutivas de delitos electorales, ni la manipulación mediática sobre presuntos vencedores cuando el SARJE no daba ningún resultado contundente. Y claro está, también debemos volver la mirada de manera más crítica a la calidad de la participación ciudadana.


Nos toca mirar hacia adelante y vislumbrar nuestros deberes ciudadanos. Dar puntual seguimiento a las autoridades en funciones y acompañar a las mujeres y hombres electos.

 




Leave a Reply

Your email address will not be published.