Designan a Robles Andersson nuevo secretario Administrativo del Congreso local

Por unanimidad de votos, el Congreso del estado logró los acuerdos para designar al nuevo titular de la Secretaría Administrativa del Poder Legislativo, al nombrar a Nils Gunnar Jaime Robles Andersson, propuesta de la bancada del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Aunque desde el pasado viernes estaba decidido el futuro de quien en los últimos 19 meses se desempeñó como titular de esa área, Lilian Rivera Nava, pues ya le habían solicitado la entrega de la información y documentación contable, fue hasta este martes cuando en sesión de pleno decidieron la unción del nuevo funcionario.

Si bien, el acuerdo presentado al pleno fue emanado de la Junta  de Coordinación y Concertación Política, fuentes oficiales revelaron que la propuesta fue hecha por la bancada de Morena, quien con ello ya se habría hecho de una de las cinco áreas técnicas y administrativas del Congreso local.


El interés inmediato de los diputados, confirmaron, fue tener el control de los bienes muebles e inmuebles del Palacio Legislativo, así como de las arcas de ese poder, pues existe la presunción de presuntas irregularidades cometidas por sus antecesores, al grado que dejaron aprobada su cuenta pública de los primeros ocho meses del presente ejercicio fiscal.

Tras la aprobación de la propuesta y el voto unánime de los 25 integrantes de la LXIII Legislatura local, el nuevo funcionario rindió protesta de ley al cargo y fue mandatado para que de manera inmediata asumiera esa posición, tras puntualizar que el nombramiento hecho en su momento por la pasada legislatura a favor de Rivera Nava quedaba sin efecto de conformidad con las disposiciones legales internas.

No obstante, el acuerdo de este nombramiento establece el inicio de funciones del nuevo servidor público, pero no la conclusión de este encargo, ya que su permanencia y continuidad en el mismo “estará sujeta a una permanente evaluación de su desempeño al frente de esa secretaría”.

En tanto, los diputados decidieron posponer la designación de los titulares del resto de las áreas técnicas y administrativas como son la Secretaría Parlamentaria, el Instituto de Estudios Legislativos, así como las direcciones Jurídica y de Comunicación Social y Relaciones Públicas, pues siguen en la búsqueda de acuerdos.

Además, decidieron posponer por unos días más la aprobación de su programa legislativo para el primer periodo ordinario de sesiones de su mandato constitucional, mismo que se preveía validar en esta  plenaria, hecho que constituye una violación a la Ley Orgánica del Poder Legislativo, que establece, en su numeral 72, que “el programa legislativo se someterá a la aprobación del pleno a más tardar en la segunda sesión ordinaria -que fue la de este martes- de cada período de sesiones“.