Denuncia Fedessp que la JLCA detiene el avance de los juicios por recibir línea del gobierno

El presidente del Consejo Ejecutivo de la Federación de Sindicatos de Servidores Públicos (Fedessp), José López Peralta aseveró que una “mala” relación con el gobierno estatal ha detenido el avance en la solución de juicios laborales en la Junta de Conciliación y Arbitraje (JLCA), pues acusó que la titular Karina Edith Torres Vázquez recibe línea del gobierno estatal.

López Peralta señaló que uno de los pendientes que más preocupa a la Fedessp es el de los problemas con la presidente de la Junta de Conciliación y Arbitraje, organismo en el que hay representación de cada una de las partes involucradas.

“Aunque nos digan que no es cierto, la presidente recibe línea, pues el gobierno la pone y le da indicaciones. Dicen que la Junta es autónoma, pero lo es entre comillas porque no vemos un gran avance, siempre nos sacan detalles”, indicó.


En su opinión, la toma de nota “no es otra cosa más que una estrategia de control de los sindicatos y le permite al gobierno decir cuál sí y cuál no quiere. Le sirve para eliminarlos o para controlarlos”, observó.

El dirigente mencionó que la Fedessp ha sostenido acercamientos “infinidad de veces” con la representación de la Secretaría de Gobierno estatal y que se han establecido compromisos, “pero tal parece que con ésta y nada es lo mismo”.

José López adelantó que si en el transcurso de estos días la JLCA no brinda a la Fedessp una respuesta favorable para la solución de diversos casos, procederá legalmente, a través del área jurídica de la dirigencia nacional, la cual alista su intervención en el asunto.

“Vamos a demandar inclusive al gobierno estatal, con el que definitivamente no hay una buena relación”, agregó. Asimismo, dijo que aproximadamente se van a  sumar 35 casos correspondientes a un sindicato de esta Federación, del cual prefirió reservar el nombre.

En su opinión, el actual gobierno estatal “no puede presumir de una buena administración en estos primeros tres años” del sexenio, pues consideró que ha trabajado con un Congreso local “a modo. Eran (diputados)  sus trabajadores; hacían lo que les decían”, acusó.

López Peralta dijo que espera que en la segunda parte del sexenio “haya equilibrio de poderes”. Confió en que en la LXI Legislatura, que apenas inicia, se mantenga el grupo de 18 congresistas de oposición al Partido Revolucionario Institucional (PRI), en lugar de dividirse.

“No tanto para golpear al gobierno sino para que haya equilibrio, para que no se vea el agandalle de las comisiones y todo como lo han estado haciendo”, señaló el líder sindical.

El dirigente local de la Fedessp aseveró que el gobierno estatal “debe entender que las cosas se deben hacer no nada más porque él dice; les guste o no, debe ser para todos y trabajar de manera coordinada, pero también aceptar que tiene errores y deficiencias, pues el rechazo del pueblo está latente. No lo digo yo, lo dice la gente, la opinión es negativa hacia su actitud”.

Criticó el trato por parte del Ejecutivo hacia los reporteros de los medios de comunicación locales e insistió: “Si no hace nada va a pasar a la historia como uno de los peores gobiernos de la historia de Tlaxcala. Gris”, calificó.

López Peralta apuntó que, en el caso del Congreso, “a ver si ahora que los diputados del (Partido) Nueva Alianza están trabajando con el PRI, hay un cambio de actitud, por lo menos están apoyando a esa bancada. No sé en qué términos estén aliados, pero se da uno cuenta de que lo están”.