Demostrar con trabajo

Se ha realizado la renovación del Senado, Cámara de Diputados y el Congreso local, muchos rostros y perfiles nuevos arriban a importantes puestos y otros más con mayor experiencia conforman estos espacios. El escenario se torna interesante con una mayoría de facto afín al próximo presidente, Andrés Manuel López Obrador, un momento histórico que debe ser aprovechado ante el extraordinario bono democrático entregado por la ciudadanía a las nuevas autoridades.

Se materializó el hartazgo social ante la perversidad de la impunidad y la corrupción que rebasaron todo límite en casos que han lastimado profundamente la credibilidad en las autoridades, los ejemplos sobran. Sin embargo, en este justo momento de coyuntura y ante el advenimiento del cambio de Poder Ejecutivo y la nueva correlación de fuerzas, es necesario hacer una valoración objetiva que permita reconocer a las y los buenos funcionarios, a las y los buenos legisladores; sin el prejuicio de anteponer su partido político por encima de sus resultados. Se hace necesario mirar de manera imparcial a las y los nuevos perfiles que ocupan un puesto de elección popular o de gobierno, sin anteponer su procedencia o afinidad morenista o de “amlover”, para rechazar cualquier crítica ante sus resultados; con la respuesta violenta que olvida los argumentos y el respeto por las diferencias.

Las condiciones en el país reclaman puntos de encuentro, sin avallasamiento exigen el reconocimiento de las diferencias y, sobre todo, recuperar la confianza en las instituciones, esas que no pueden mandarse al diablo, sino que deben fortalecerse y diseñarse para erradicar el abuso y la corrupción. Quienes inician funciones tienen la grandiosa oportunidad de ser ejemplo y demostrar con trabajo que el pueblo no se equivocó al elegirles, aunque en ocasiones ni su nombre conocían.


Al margen. Gracias a todas las personas que nos acompañaron al foro “Mujeres Diversas, Historias Grandiosas”, gracias al Departamento de Estado de Estados Unidos, a la embajada de Estados Unidos en México, a Ashoka México y a MeWe Internacional, por la confianza y la formación. Especiales gracias al CELIG de la Cámara de Diputados y a su titular Aurora Aguilar Rodríguez, por el respaldo incondicional. Esta iniciativa tiene un nacimiento brillante desde Tlaxcala para el mundo.