Demandan padres de familia instalación de alerta sísmica en Teolocholco

Miembros de la sociedad de padres de familia de la escuela primaria “Miguel Hidalgo”, ubicada en la Sección Tercera de San Luis Teolocholco, solicitaron a la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC) una revisión del inmueble y la instalación de una alerta sísmica.



La institución alberga a aproximadamente 500 estudiantes en el turno matutino, sin embargo, hay otra cantidad de alrededor de 350 que asisten al vespertino.

Hay algunas aulas “que están un poco dañadas, no las consideramos tan graves, pero dentro de lo que cabe podríamos decir que sí. Más vale que gente especializada en este aspecto cerciore que realmente están en buen estado para tener a nuestros niños”, dijo Víctor López Flores, secretario de la sociedad de padres de familia.


Los alumnos todavía no se reincorporan a clases, pese a que la escuela no fue incluida en la lista de las que siguen con actividad suspendida, pero –acentuó- los padres determinaron que hasta que no haya un documento oficial y un nuevo aviso, no regresarán.

Por ello, puntualizó que la mañana de este lunes acudieron a la CEPC para exponer su planteamiento al titular de este organismo, Joaquín Pluma Morales.

Nosotros sentimos que en Protección Civil municipal no hay gente competente, entonces necesitamos que vaya el estatal para que cheque la escuela y emita dictamen, añadió.

Ante los constantes terremotos registrados –apuntó-, se requiere de una revisión de las instalaciones de este plantel “por Protección Civil del estado, ya que solamente se realizó una por parte de la comisión municipal”.

Comentó que en respuesta, Joaquín Pluma les sugirió presentar una solicitud por escrito, particularmente por el asunto de la alarma, pero que independientemente de ese documento, ofreció acudir a la escuela a efectuar la exploración de la estructura. Asimismo, se abrió la posibilidad de asesorar y capacitar en torno al uso de dicho dispositivo de emergencia, así como  para la formación de brigadas en esta localidad.

El costo de dicha alerta sísmica correría a cargo de padres de familia, del plantel educativo y de la propia población, pues también se involucrará a un jardín de niños que colinda con la primaria, en el cual hay dos turnos, agregó López Flores.

Esto va a beneficiar a alrededor de mil alumnos, pero no solo a ellos, sino a todos los habitantes a los que tratamos de incluir, a efecto de que sea la comunidad completa la que coopere con alguna cantidad,  indicó.