Demanda Coparmex mejorar el marco regulatorio para reducir el gasto de las empresas

El presidente del Centro Empresarial de Tlaxcala (CET), José Noé Altamirano Islas consideró que la entidad debe ser de los primeros estados en atender el nuevo marco de mejora regulatoria, ya que con base en el estudio denominado #Data Coparmex, el gasto promedio anual de las empresas es el tercero más alto en el país.

“El gasto promedio anual de las empresas para el cumplimiento del marco regulatorio en Tlaxcala es de 138 mil 515 pesos, lo cual es bastante excesivo y lo que estamos pidiendo es que sea de los primeros estados que cumpla con todo el marco de mejora regulatoria una vez que se aprobó la Ley General de Mejora Regulatoria”, mencionó.

Incluso, expuso que este sindicato adherido a la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) está dispuesto a sumar esfuerzos para avanzar en este tema, pues Tlaxcala sólo está por debajo de Baja California Sur que tiene un gasto promedio anual de las empresas de 182 mil pesos y Nuevo León con 170 mil pesos.


“Este dato es importante porque sin duda alguna puede impactar al sector formal de la economía, ya que si una empresa quiere incorporarse a la parte formal, el tema del gasto regulatorio puede ser algo que lo impida y nos referimos al pago que hace un empresario por licencias de funcionamiento, permisos, inspecciones o avisos”.

También comentó que el 58 por ciento de los socios del CET–Coparmex considera que el gobierno falla en el tema de la seguridad, el 14 por ciento en corrupción, 16 por ciento en infraestructura y servicios públicos, 6 por ciento por los problemas de pobreza y desigualdad, 4 por ciento por falta de apoyo al empresariado y 2 por ciento en salud, educación, gasto público, exceso de tramitología y medio ambiente.

En el tema de la corrupción, citó que las empresas Coparmex que han experimentado este problema es el 18.1 por ciento en Tlaxcala.

“La corrupción se puede presentar cuando se hace un trámite y si puede tardar tiempo, a través de una comisión que se pida, lo que tradicionalmente se conoce como un moche, se puede adelantar el tiempo, también recae en el tema de las inspecciones e involucra a los tres niveles de gobierno”, observó.

Altamirano Islas puntualizó que la corrupción y el exceso en la mejora regulatoria impacta en que no haya más y mejores empresas, en pérdida de empleo, impacto económico negativo y falta de competitividad de las unidades productivas.

Por lo anterior, pidió al gobierno del estado trabajar en este aspecto para reducir el gasto promedio anual de las empresas en lo que tiene que ver con trámites y permisos.