Delincuencia organizada azota a transportistas de Tlaxcala

Líderes de organizaciones de transportistas demandaron al Congreso del estado establecer acciones jurídicas para frenar el robo de unidades, pues argumentaron que existe una banda “del crimen organizado” que trae azorados a los empresarios. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

Además de reiterar su demanda de aumentar la tarifa del transporte público de pasajeros y de ampliar en cinco años la vida útil de las unidades, concesionarios de este servicio demandaron al Congreso del estado establecer acciones jurídicas para frenar el robo de unidades, pues argumentaron que existe una banda “del crimen organizado” que trae azorados a los empresarios de este ramo en la entidad.

Muestra de ello, los líderes de la Unión por la Defensa del Transporte Público de Tlaxcala (Udtet) y de la Alianza Mexicana de Organizaciones de Transportistas (Amotac), José Luis Texis Hernández y Paulino Hernández Mendoza, respectivamente, presentaron sus cifras, al asegurar que en lo que va del año, 60 unidades del servicio colectivo estatal fueron hurtadas y en el ámbito federal “sufrimos entre ocho y 15 robos diarios… la delincuencia se ha incrementado en 75 por ciento y son las camionetas nuevas las que se están llevando”.

Además, Texis Hernández denunció que el titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Tito Cervantes Zepeda, ha tolerado y auspiciado esas acciones delictivas, ya que reveló que “afuera de la Procuraduría y en la entrada, hay personas que te tienen vigilado y cuando vas a denunciar el robo de alguna unidad, te amenazan hasta con desaparecer a tu familia y eso el señor lo permite”.


Esas imputaciones fueron hechas este martes cuando los integrantes de estas agrupaciones y concesionarios del transporte público sostuvieron una reunión de trabajo con el presidente de la Comisión de Movilidad, Comunicaciones y Transporte en el Congreso del estado, Arnulfo Arévalo Lara.

“Se nos ha disparado la inseguridad a un 75 por ciento en el estado de Tlaxcala, vemos en el periódico que nos dicen que somos el segundo estado más seguro del país, pero no sé de dónde sacamos las estadísticas. En el servicio de transporte público tenemos un alto índice delictivo de lo que es El Carmen Tequexquitla hacia San Cristóbal (Zacalaco, Calpulalpan). Nos están robando diariamente de ocho a 15 unidades diarias”, explicó el líder de la Amotac.

Por ello, pidieron a los diputados establecer acciones jurídicas para atender esta problemática, entre éstas, “reformar el Código Penal para que sea tipificado como delito grave… los ladrones cuando son detenidos no pasan ni tres días y ya andan en la calle”.

Además de estas peticiones, las cuales no derivaron en un  compromiso del priista Arévalo Lara para legislar al respecto, está la de intervenir ante el Ejecutivo para que autorice el incremento a la tarifa del pasaje, aumentar a 15 años la vida útil de las unidades y, de paso, que a quienes les son hurtadas las unidades ya no paguen reemplacamiento ni refrendo, porque entonces “es un doble abuso que sufre el concesionario”.