Dedazo a la vista en el PRI

No debe extrañar a nadie que la modificación a varias bases de la convocatoria del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para la selección de candidatos a diputados por el principio de mayoría relativa deje como saldo varios resentidos y, en contraparte, que aparezcan abanderados que no presentaron el examen sobre los documentos básicos del tricolor.

Históricamente en el PRI las decisiones se toman de manera vertical, así que es poco creíble el cuento de que se modifican las fechas en la convocatoria para la selección de candidatas y candidatos a una diputación local, por el principio de mayoría relativa, a fin de garantizar imparcialidad y legalidad para todos quienes aspiran a uno de los 15 distritos locales en juego para las elecciones de julio próximo,

Desde luego que el PRI apostó de inicio a conocer quiénes eran los interesados en abanderar la causa para la contienda local y al ver que la caballada no estaba tan gorda como presumió el Profe., en una entrevista con mi compañero Juan Luis Cruz, se optó por ampliar los plazos para cernir a los aspirantes y al final, casi será un hecho, que aparecerán los nombres de quienes traerán la venia del dedazo.


Los actuales diputados locales del tricolor parece que desconocen cómo se juega al interior del PRI y como si las actividades parlamentarias no fueran su prioridad, se inscribieron al proceso interno y asistieron al examen como buenos alumnos, pues la reelección es su interés en este momento. Habrá que ver cuántos serán exhibidos por no alcanzar la candidatura.

Pero el mayor riesgo es la actitud que tomen los priistas que no logren candidaturas y hayan cumplido con todo lo establecido en la convocatoria antes de la Addenda, pues se sentirán desplazados y como siempre harán berrinche, amagarán con apoyar a otras fuerzas políticas o buscarán negociar algo a cambio de su apoyo en las campañas.

Sea lo que sea, al final el PRI anda en busca de candidatos competitivos y por lo que se ve los diputados actuales no son una opción real para el partido.