Descubre Ejército mexicano plantío de amapola en Hueyotlipan

Entre sembradíos de maíz, elementos del Ejército descubrieron un plantío de amapola, en una extensión de entre mil 600 y mil 800 metros cuadrados, en la comunidad de Santa Cruz Tenancingo, municipio de Hueyotlipan

Entre sembradíos de maíz, se disimula un plantío de amapola, en una extensión de entre mil 600 y mil 800 metros cuadrados, descubierto por elementos del Ejército mexicano en la comunidad de Santa Cruz Tenancingo, municipio de Hueyotlipan, donde también hallaron varios recipientes para extraer goma de opio.

Aún así, Elpidio Canales Rosas, comandante de la XXIII Zona Militar, descartó que estos cultivos sean una muestra de la operación del crimen organizado en el estado.

“No creo, será cuestión de que lo analice la Procuraduría General de la República (PGR), porque para empezar según los adictos a la heroína, en Tlaxcala no son muy frecuentes, pues el sistema de salud no lo ha manifestado”, contestó.


Destruye plantío y da parte a la PGR

En su opinión, “lo relevante” es que esta entidad, con un índice de delincuencia bajo, como lo indican las estadísticas, “es raro, extraño”, que haya un plantío de amapola, normalmente se cultiva en Guerrero, Sinaloa, Chihuahua, Nayarit, Durango y Jalisco. Citó como hipótesis que pudieran estar involucradas personas de otros estados.

Acompañados de reporteros de los medios de comunicación, pasado el mediodía de este martes, soldados arribaron a este sitio, al que ubicaron con precisión desde las 6 de la mañana y al que varios de ellos mantuvieron cercado, camuflados entre las plantas.

En el lugar se extraía goma de opio

Allí, Canales Rosas explicó que el bulbo de la amapola estaba parcialmente aprovechado o  “rayado”, es decir, ya se utilizaba para el proceso de obtención de goma de opio, a efecto de usarlo en la producción de heroína.

El comandante refirió que el plantío fue detectado tras una denuncia recibida por la XXIII Zona Militar, “en la que nos dieron más o menos la ubicación y teníamos algunos días buscándolo. Por fin dimos con el lugar, porque no era tan fácil. La persona no quiso darla personalmente, sino en forma anónima”.

Señaló que no se desechó ninguna posibilidad, a pesar de que Tlaxcala no es un lugar de incidencia, “ni  siquiera de mínima”, sin embargo, todos los datos que se proporcionan a esta institución no deben ser eludidos.

Con tres meses de funciones en este cargo en la entidad, Canales Rosas aseguró que no existen antecedentes de que se hayan localizado plantaciones de amapola. “Hemos estado recorriendo todas las inmediaciones para descartar que pueda haber otras”.

 Descarta Canales operación del crimen organizado

Agregó que las condiciones climáticas de esta región son propicias para la siembra de esta adormidera, debido a la altitud y temperaturas bajas, por lo que respondió que no se debe desechar la probabilidad de que haya más terrenos con esta especie y uno de ellos podría ser La Malinche, pero habría que investigar.

“Vamos a estar muy alerta, a emplear drones, inclusive, vamos a ver si podemos traer un helicóptero de la Fuerza Aérea para que nos apoye. Vamos a darle mayor atención”.

Una vez que la XXIII Zona Militar descubrió estos cultivos y procedió a incinerarlos, ante medios de comunicación, pondría el caso a disposición de la PGR.

La Procuraduría se encargará de investigar y deslindar responsabilidades, pues se desconoce quién es el dueño de esta superficie. También podría considerar la figura de extinción de dominio para asegurar el predio, puntualizó.

Se obtendrían poco más de 3 kilogramos de sustancia

Sin mayor protocolo para preservar los recipientes hallados (botes en diferentes tamaños), con esos mismos se hizo una demostración sobre la forma de extraer la goma de opio, mediante el uso de una navaja para rayar o cortar el bulbo, cuya sustancia debe caer dentro de esas latas, en las que todavía se conservan algunos residuos.

El comandante supuso que la poca cantidad que se obtendría de la goma de opio de esta plantación, sería llevada a una ciudad más grande para procesarla y posteriormente transformarla en heroína.

Con base en su experiencia en otras entidades, dijo que una hectárea produce 11 kilogramos de goma de opio, por lo que en este caso, podría ser de poco más de dos o hasta tres. El comprador o narcotraficante –dijo– lo adquiere directamente con el campesino en alrededor de mil 700 dólares, unos 34 mil pesos. Hacia la frontera aumenta el costo.

“En realidad no tiene tanta importancia si consideramos que el valor es mínimo, ya procesado es bastante alto, porque de un kilo se obtienen aproximadamente 150 gramos de heroína”, resaltó.

Califica de “extraño” el hallazgo de amapola

Canales Rosas expuso que de la goma de opio se producen dos de las drogas principales: morfina y heroína. La primera de éstas se usa con fines médicos, pero la segunda no y es una de las más letales y adictivas, por encima de la cocaína, con un precio en México de hasta 500 pesos por dosis.

Al igual que la marihuana, la amapola es cultivada junto con el maíz, para que cuando haya reconocimientos aéreos o drones, el observador se confunda, sobre todo cuando apenas comienza a florecer. “La semilla es parecida a la de la chía, por eso cuando es sembrada se reproduce en cantidades grandes”, detalló.