Cristal triunfa en el mini básquetbol

Cristal Ramos Facio muestra uno de los múltiples reconocimientos que ha obtenido por sus triunfos en equipos de básquetbol en el ámbito internacional y nacional
Cristal Ramos Facio muestra los múltiples reconocimientos que ha obtenido por sus triunfos en equipos de básquetbol en el ámbito internacional y nacional

El destino de Cristal estaba preescrito. Aunque nunca vio jugar a su papá, la herencia genética le tenía guardada una sorpresa en su camino deportivo, el cual inició a la edad de 8 años en la disciplina de básquetbol, la misma que practicó su progenitor.

Desde entonces, el básquetbol ha sido el deporte en el que Cristal ha destacado en su modalidad de mini, a tal grado que actualmente forma parte del selectivo nacional de esta disciplina, lo que le ha permitido competir en Argentina y República Dominicana, además de ganar el título del 4to Festival de Mini Básquetbol.

Cristal Ramos Facio es originaria de la comunidad de San Diego Metepec del municipio de Tlaxcala, desde pequeña la afición por el deporte de la duela fue ganando cada vez más su simpatía y desde el cuarto grado de primaria comenzó a entrenar y dedicarse más al básquetbol en Santa Ana Chiautempan con el entrenador Alfredo Rugerio.


A tres años de distancia, Cristal ha competido con un equipo del estado de Puebla en Chihuahua, Yucatán, Quintana Roo, Estado de México, Hidalgo y Tabasco; en todos y cada uno de los juegos los resultados le han enseñado que la dedicación, el entrenamiento, la constancia y el esmero son complementos para su vida deportiva y personal.

En la actualidad, esta menor cursa el primer grado en la Secundaria General Presidente Juárez de la ciudad capital y asegura que la disciplina que le han inculcado sus padres para combinar sus estudios con el deporte, le han ayudado a organizar sus tiempos para entrenar y prepararse académicamente.

“Mis papás me han ayudado muchísimo en este proceso, estoy feliz porque he visitado muchos estados, he competido en Argentina y República Dominicana, no he descuidado mis estudios, en cada juego doy lo mejor porque tengo el compromiso de poner el nombre de Tlaxcala en alto y demostrar que sí se puede”, señala.

Los entrenamientos de Cristal iniciaron en la Unidad Deportiva de Chiautempan Próspero Cahuantzi con el maestro Alfredo Rugerio, pero sus condiciones deportivas en ese entonces obligaron a sus padres a buscar otras alternativas de entrenamiento y hoy en día alterna sus prácticas en ese municipio y en Xonaca, Puebla.

“Entreno los lunes, miércoles, viernes y sábados de 16 a 18 horas, no descuido la escuela y lo primero que debo cumplir son las tareas, el básquetbol es mi segunda vida y cuando juego me relajo y simplemente soy yo, me gustaría jugar al nivel de Michael Jordan y destacar en México”, comenta.

Cristal juega la posición de ala o poste según las condiciones de juego, pues la velocidad y el cuerpo le han ayudado a desenvolverse adecuadamente en esas posiciones que requieren de ciertas características.

“Hay que tener cuerpo para jugar de poste y ganar los rebotes del tablero, mantener el control del juego y salir con el equipo jugando como nos gusta, y en la posición de ala hay que tener velocidad para driblar y dejar atrás a las jugadoras”, explica Cristal.

Desde hace tres años, entrena y juega en equipos de Tlaxcala y Puebla en la categoría infantil, pero refiere que en próximas fechas cambiará a la categoría de pasarela en la que juegan niñas de 12, 13 y 14 años de edad.

Su capacidad y los buenos resultados obtenidos por los equipos que ha integrado llevaron a Cristal a formar parte de la Selección Nacional de Mini Básquetbol que compitió en Argentina y República Dominicana. El grupo se alzó con el campeonato del 4to Festival de Mini Básquetbol celebrado en el país sudamericano en 2013.

El campeonato fue resultado del esfuerzo y dedicación de las seleccionadas mexicanas que vencieron a todos los equipos, sin una derrota de por medio, este logro deportivo hizo que recibieran una invitación para que junto con los niños triquis de Oaxaca visitaran la residencia oficial de Los Pinos donde los recibió el presidente de México, Enrique Peña Nieto.

“Fue muy emocionante ir a Los Pinos porque nos recibió el presidente, nos dio las felicitaciones por ser ejemplo a seguir y porque dimos nuestro mejor esfuerzo y obtuvimos la victoria en todos los partidos de básquetbol que jugamos en Argentina, nos dio la mano, se tomó fotos con nosotros y nos llevó a los jardines de la residencia donde conocimos cómo es la casa del presidente de México”, recuerda.

Cristal recomienda a los niños y jóvenes seguir sus sueños, hacer deporte y sobre todo no abandonar la escuela, “lo importante es que hagas lo que te gusta con corazón, que día a día entregues lo mejor de sí y te organices para tus actividades, ser constante, perseverante y disciplinado”, puntualiza esta novel promesa del deporte ráfaga