Cornada

Al concurso de acémilas –mulos y mulas– no llegaron todos. Faltaron los partidos. Para gritar, como en los gallos: voy rojo, voy verde, voy amarillo