Cornada

Lo que impide hablar bien de Tlaxcala es la ignorancia. Lean su historia, aunque sea novelada