Cornada

A los diputados suplentes les pasó lo que al esposo de la portera: “Ya llegué vieja… Ya me voy vieja”