Ha crecido de manera rápida el consumo de marihuana en adolescentes: Sesa

Autoridades estatales presentaron la “Campaña de Prevención de Adicciones y Número de Emergencias 911”, la cual tiene como finalidad evitar la pérdida de vidas humanas. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

La Secretaría de Salud (Sesa) alertó que el consumo de alcohol y tabaco por parte de adolescentes tlaxcaltecas de 12 a 17 años de edad se ubica por arriba de la media nacional, pero advirtió que el de marihuana” ha crecido rápidamente” en este sector, pues la tasa es de 3.9 por ciento en el estado, la cual está por encima de la del país, debido a que hay una baja percepción del riesgo y un acceso fácil a este producto.

Sin embargo, Tito Cervantes Zepeda, titular de la Secretaría de Gobierno (Segob), señaló que hay un panorama por atender y reconoció “que se ha presentado” el delito de narcomenudeo, “pero no como para ser alarmante el consumo de marihuana”.

Durante la presentación de la “Campaña de Prevención de Adicciones y Número de Emergencias 911”, Alberto Jonguitud Falcón, titular de Sesa, complementó que las cifras sobre el uso de esa droga “no son alarmantes” y antes explicó que se “ha disparado mucho”, lo cual ha generado la necesidad de enfatizar e intervenir a través de estas acciones para reducir las estadísticas.


Entre los tres factores fundamentales que orillan a los adolescentes a usar estas drogas, se encuentran los problemas familiares y la vulnerabilidad emocional, mencionó. “De lo que nos está hablando este incremento es la curiosidad”.

Respondió que corresponde a otras instituciones estar pendientes de la posibilidad de que este segmento de la población pueda consumir drogas, aunque precisó que el fenómeno se ha detectado principalmente en alumnos de secundaria y de bachillerato. “Es donde tenemos que incidir para procurar que no haya acceso”.

La tasa es de 3.9 por arriba de la media nacional 

Puntualizó que en el caso de fumadores en este rango de edad, la media nacional de 2017 es de 4.9 por ciento de la población, mientras que en Tlaxcala es de 6.5 por ciento. El dato de la población en general –añadió– es de 17.8 y de 18.5, respectivamente, en personas de 12 a 65 años de edad.

El secretario destacó que un objetivo es tener por lo menos el ejemplo de 100 tiendas modelo, donde no se expenda cigarro a menores de 18 años, por lo que Sesa insistirá en el tema con las cámaras de Comercio, pues no solo el adolescente es el problema.

El joven que inicia con el consumo de alcohol y tabaco, después lo hace con drogas de alto nivel de toxicidad o adicción, por lo que –subrayó– la tarea es de todos. “Afortunadamente el de cocaína y heroína está muy por debajo de la media nacional“, agregó.

Ante la insistencia de los reporteros sobre el fácil acceso de adolescentes a la marihuana, estableció que en el estado “nuestro problema es con el alcohol y el tabaco”, que son las drogas legales que más nos preocupan.

94.3 por ciento de las llamadas al 911 son de broma

En su turno, Lennin Calva Pérez, titular de la Secretaría de Políticas Públicas y Participación Ciudadana, anotó que la “Campaña de Prevención de Adicciones y Número de Emergencias 911” tiene como finalidad crear consciencia en la sociedad y evitar la pérdida de vidas humanas.

Al respecto, Jonguitud Falcón informó que durante 2017 se registraron 6 mil 784 accidentes de todo tipo en la entidad y 90 fallecimientos a consecuencia de estos. Los municipios con más incidencia fueron Tlaxcala, Apizaco, Chiautempan y Huamantla, así como los periodos vacacionales de Semana Santa y de Verano, además de los meses octubre y noviembre, cuando se realizó la principal feria de la entidad.

Sobre el servicio único de emergencias 911, Ana Belén Rúa Lugo, titular de la Comisión Ejecutiva del Sistema Estatal de Seguridad Pública (CESESP), reconoció que este “no está totalmente socializado”, por lo que es fundamental la difusión del mismo, ya que las llamadas de apoyo se atienden a través de números locales de los municipios.

Pero también reveló que el uso del número telefónico 911 no ha sido responsable por parte de la sociedad, pues “desafortunadamente” durante 2017 se recibió un millón 198 mil 834 llamadas, de las cuales el 94.39 por ciento fueron de broma o improcedentes.

“Esto –indicó la funcionaria– no nos asustemos, es una media nacional, pero el objetivo es revertirla en el estado y que la gente cuide el número”.

En tanto, el secretario de Gobierno, Tito Cervantes Zepeda no descartó la posibilidad de enviar al Congreso local una iniciativa para sancionar a las personas que utilizan el 911 para realizar bromas.

El servicio no está totalmente socializado

Expuso que hasta este momento no se ha aplicado ninguna medida correctiva a quienes usan irresponsablemente este servicio que opera coordinadamente con diversas instituciones, por lo que será necesario tomar medidas para frenar este tipo de actitudes, de ahí la relevancia de esta campaña mediática para inhibirlas.

Mencionó que se pretende generar una “lista negra” de los números telefónicos de donde proceden las llamadas de broma, pues 97 por ciento son realizadas desde un aparato celular. Abundó que los reportes falsos se concentran en los municipios de Yauhquemehcan, Tlaxcala, Chiautempan, Apizaco y Huamantla.

“Se da a partir de las 13 horas, principalmente los días lunes y martes, cuando rebasan las 142 mil llamadas improcedentes”, realzó el titular de la Segob.