Consigue gobierno la décimo cuarta sentencia por delito de trata de personas

Resultado del firme compromiso del gobierno para hacer frente a los delitos que laceran a la sociedad, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), mediante el correcto trabajo jurídico, consiguió que el juez de la causa dictara la décimo cuarta sentencia condenatoria por el delito de trata de personas en contra de David Mandujano Sánchez, a quien se le impuso una pena de 14 años de prisión y el pago de una multa de mil 500 días de salario mínimo vigente en la entidad.

De acuerdo con el expediente, en junio de 2012, una menor de 17 años de edad, asistida por su madre, denunció a Mandujano Sánchez ante el agente del Ministerio Público de la Fiscalía Especializada para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra), adscrito a la Procuraduría General de la República (PGR), por los delitos de trata de personas y corrupción de menores.

En su declaración, la afectada manifestó que trabajaba en un local de venta de teléfonos celulares en el municipio de Apizaco, donde el imputado, quien en ese entonces era su jefe, la obligaba a mantener relaciones sexuales con sus amigos, incluso con niños de 6, 4 y hasta 2 años de edad; asimismo, refirió que todos los encuentros los grabó con una cámara de video.


Para septiembre de 2012, la PGR consiguió que el juez segundo federal penal especializado en cateos, arraigos e intervención de comunicaciones, con competencia en toda la República y residencia en el Distrito Federal, otorgara dos órdenes de cateo, una en el local de teléfonos celulares y otro más en el domicilio donde presuntamente almacenaba las cintas el hoy sentenciado, ambos situados en el municipio de Apizaco.

Luego del desahogo simultáneo de ambas diligencias, los elementos del orden federal aseguraron en el domicilio del imputado 150 videocasetes con pornografía infantil; asimismo, en el comercio detuvieron a David Mandujano Sánchez y hallaron una habitación acondicionada con una videocámara, lugar donde presuntamente filmaba las relaciones sexuales entre menores.

Ante esta situación y al tratarse de un delito que compete al fuero estatal, la PGR consignó la indagatoria ante el juez segundo de lo penal del distrito judicial de Sánchez Piedras.

Desde ese momento, la Procuraduría de Tlaxcala, a través del fiscal correspondiente, integró diversos medios de prueba que permitieron al juez de la causa sentenciar a David Mandujano Sánchez a 14 años de prisión y al pago de una multa de mil 500 días de salario mínimo, luego de que fue encontrado culpable por los delitos de trata de personas y corrupción de menores.

Con el fallo a favor de la PGJE, Tlaxcala se mantiene como una de las entidades que son referencia nacional en la materia, ya que jueces de los diferentes distritos han dictado 14 sentencias en contra de 17 personas, las cuales se mantienen firmes gracias al trabajo de investigación de los agentes del Ministerio Público.

Desde el principio de su administración, el gobernador Mariano González Zarur reconoció la existencia de esta problemática en la entidad, lo que permitió y motivó a la implementación de estrategias y políticas públicas contundentes y eficaces para el combate de este flagelo.