Considera la directora del CMU que debe descentralizarse y dar independencia al IEM

La directora del CMU, Rosario Mendieta observó que el IEM es la dependencia más castigada económicamente, a pesar de que atiende a más del 50 por ciento de la población tlaxcalteca. Foto:/Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

Rosario Mendieta Herrera, directora del Colectivo Mujer y Utopía (CMU), se pronunció por la descentralización, fortalecimiento e independencia económica del Instituto Estatal de la Mujer (IEM), a efecto de que no esté sujeto a otros fondos ni al Poder Ejecutivo local.

Respondió que desconoce la propuesta planteada por el diputado local, Bladimir Zainos, a fin de crear el Instituto Tlaxcalteca de la Mujer, tema sobre el cual algunas agrupaciones han vertido comentarios.

La activista refirió que se ha mencionado que existe la pretensión de que la directora de este organismo sea elegida como en el Distrito Federal, es decir, que sea parte de una terna de candidatas y que tenga, entre otras cosas, calidad moral y experiencia.


“El proyecto se conoce a grandes rasgos, pues no se ha hecho público y eso es un problema. El hecho de que no se realicen foros para conocer lo que piensan las mujeres (académicas, de organizaciones civiles, servidoras públicas y otras) propicia que en ocasiones no funcionen las propuestas y que tampoco avancen porque no se consensan”.

Aunque carece de información puntual sobre esa iniciativa, en su opinión “sí es necesario un cambio porque el IEM depende del Poder Ejecutivo, del gobernador. Es la dependencia más castigada económicamente, a pesar de que atiende a más del 50 por ciento de la población tlaxcalteca, representada por mujeres”.

Señaló que los recursos del instituto son insuficientes para sostener sus propios programas, por lo que está supeditado en mucho a fondos nacionales para poder trabajar con perspectiva de género y brindar capacitación.

Al respecto, destacó que las y los servidores públicos “están cerrados a seguirse formando en el tema. Es urgente que tomen conciencia sobre los derechos humanos de las mujeres; en cómo legislar y aplicar justicia con este enfoque”.

Subrayó que el IEM “baja” recursos federales y con ellos opera sus módulos regionales, “los cuales se ven apretados cuando no dispone de ellos a tiempo”, de ahí la importancia de que este organismo se pueda descentralizar y que cuente con fondos propios.

“Que no dependa sólo del Ejecutivo para la parte administrativa, sino –indicó– que se le conciba con independencia económica para que no esté sujeto a otros recursos, los cuales siempre llegan hasta mediados de año”. Mendieta Herrera dijo que es relevante una modificación al IEM, pero “sólo hay que tener cuidado con su reglamento para que no haya candados que lo mantengan atado”.