Congreso secuestrado por intereses particulares que impiden toma de protesta de suplentes

El Congreso del estado se encuentra secuestrado por intereses políticos particulares, los cuales ponen en riesgo el estado de derecho, la legalidad y transparencia sostuvo el diputado suplente, David Luna Hernández, quien reconoció que existe la determinación de no dejar que se cubran las vacantes que dejaron los legisladores que participan en los comicios del 1 de julio.

Luna Hernández, y tres de sus homólogos suplentes, Ana Karen Tlalpa Herrera, René Carmona Serrano y Luis Antonio Cruz Zarate, lamentaron que exista una actitud de cerrazón de los diputados para no dejarlos ocupar el espacio de propietarios y de ello, responsabilizaron tanto al presidente de la Comisión Permanente, Juan Carlos Sánchez García como a los congresistas con licencia, Mariano González Aguirre y Alberto Amaro Corona.

Ante tres omisiones en las que ha incurrido el Congreso del estado para tomarles protesta a este bloque de cuatro diputados suplentes, ellos, a través de una misiva, fijaron su postura, en la que aseguran que el actuar “ilegal” de los diputados es premeditado y busca asegurar el regreso de los propietarios después de la jornada electiva.


“Actualmente, el Congreso del estado se encuentra secuestrado por intereses políticos particulares, que ponen en riesgo el estado de derecho, la legalidad y transparencia del legislativo. Es importante mencionar, que no ha habido voluntad política, ni la habrá por parte del Presidente de la Comisión Permanente, ya que solo está estirando los tiempos para que regresen los diputados derrotados después del 1 de julio”, refieren.

De esa situación, Luna Hernández y compañeros, responsabilizaron al priista González Aguirre y al perredista Amaro Corona, al asegurar que ellos son los autores de la determinación de cerrar cualquier posibilidad de que asuman los suplentes los espacios que dejaron los propietarios con tal de buscar su reelección o bien, un nuevo espacio de representación popular.

“De manera desafortunada observamos a los diputados Mariano González Aguirre y Alberto Amaro Corona como han vulnerado la democracia, con acuerdos obscuros por encima de la ley, atentando contra las libertades y los derechos que tenemos como ciudadanos, pero sobre todo, han hecho del Poder Legislativo su mejor negocio. Nos queda claro que les urge regresar para gozar del fuero, de las prerrogativas de fin de trabajo legislativo, un interés personal que para ellos representa su bienestar, dejando fuera el beneficio para los tlaxcaltecas”, apuntaron.

Por ello, exigieron al presidente de la Comisión Permanente asuma su responsabilidad y convoque a sesión para que “se cumpla” el mandato del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, y con ello “esté debidamente integrado el Poder Legislativo local, aunque nos queda claro que la lógica entre los diputados de la LXII legislatura, es no tomar protesta a los diputados suplentes, acción que resulta evidente que en el Poder Legislativo hay opacidad en los trámites de ley”.