El 15% de las quejas recibidas por Condusef son de adultos mayores: Carvajal

El subdelegado de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), Edgar Carvajal Espino informó que entre el 10 y 15 por ciento de las mil 700 quejas recibidas este año en Tlaxcala han sido de parte de personas mayores de 60 años de edad, debido a que reclaman cargos indebidos en sus tarjetas de crédito o débito.

A nivel nacional, este indicador representa el 29 por ciento de las reclamaciones presentadas en la Condusef.

Llama la atención que en el caso de las quejas contra bancos, éstas se refieren a cargos no reconocidos en la cuenta y disposición de efectivo en cajeros automáticos tampoco reconocidos por los usuarios.


Edgar Carvajal señaló que los adultos mayores son más vulnerables para ser víctimas de un posible fraude, pues son engañados por personas para que les cambien su tarjeta y con ello realizar consumos y cargos no reconocidos, así como disposición de efectivo en cajeros automáticos.

“La delincuencia ataca a las personas de mayor edad en los cajeros automáticos, pues las engaña para quitarles su tarjeta y luego obtienen su número de identificación personal (NIP) a fin de hacer la disposición indebida de los recursos de esa gente”, refirió.

Ante esta situación, reconoció que las instituciones bancarias hacen campañas para alertar a las personas de que no se dejen ayudar por desconocidos cuando acuden al cajero automático, la Condusef también lo hace, pero esa gente es hábil porque se presenta bien vestida, se acerca a los cuentahabientes para decirles que está fallando la terminal, la víctima se confía y le entrega la tarjeta, ellos hacen que limpian la banda magnética de la mica, pero le dan otra.

Una vez que tienen la tarjeta de la víctima, pasa a la persona de la tercera edad al cajero para que teclee el NIP, pero como ya es otra mica, no puede acceder a su cuenta. Debido a que ya se dio el número confidencial, cuando se va el adulto mayor, se procede a hacer la disposición en efectivo hasta acabar con el saldo.

El funcionario federal llamó a los adultos mayores no ir solos al cajero automático, sino que se hagan acompañar de un familiar para evitar que desconocidos les vacíen sus cuentas mediante esta práctica que cada día cobra más auge no sólo en Tlaxcala sino en el país.