CON AROMA DE IMPUNIDAD Y CORRUPCIÓN. A MÍ NO ME AVERGÜENZA

Conferencia con aroma

Con aroma de impunidad y corrupción. El primer mensaje de la ex secretaria general y presidenta del SNTE, se enfocó a su inocencia y a señalar que, por ella, la reforma educativa se termina.

Para los maestros y maestras de México, la maestra se convierte en un referente de lo que podían llegar a ser. Siempre y cuando guardaran fidelidad al sindicato y al partido.

Con un sueldo máximo de 31 mil pesos mensuales, Elba Esther se dio el lujo de comprar propiedades en Estados Unidos y México. Y dotar de patrimonio a toda la familia.


Ingresa a trabajar en 1960. A lo largo del tiempo se convierte en lideresa de la sección 9 del SNTE. En 1986 la suerte le sonríe cuando Salinas de Gortari la llama para convertirla en secretaria general.

A partir de ahí, desarrolla un liderazgo que le permite controlar todo el dinero que ingresa al SNTE y negociar con el gobierno prestaciones crecientes para el magisterio. Y una vida de lujos.

La alternancia no la deja afuera, al contrario, se convierte en la oportunidad para quitarse la tutela del PRI y convertirse en agente libre, con el sindicato más poderoso de América Latina y un partido político (Panal).

“vino la sucesión y llegamos al acuerdo de ir con [Felipe Calderón] por la Presidencia de la República, previos arreglos de orden político que no deben avergonzar a nadie. A mí no me avergüenza, yo hago política”..

El discurso de presentación en sociedad después de salir de la cárcel, es un ejercicio de mitomanía. Su detención y liberación, sin duda son un asunto político. Pero la riqueza y los bienes adquiridos con fondos del SNTE son reales.

La maestra identifica a su persona con el SNTE y si ella sufrió, “sufrieron los maestros”, por lógica consecuencia si ella salió libre, los maestros también lo serán. Una conferencia con aroma de impunidad y corrupción.