Cómo finalizan las pre-campañas. Cómo arrancarán las campañas.

Cómo finalizan las pre-campañas. Cómo arrancarán las campañas.

Cómo finalizan las pre–campañas de las elecciones concurrentes 2018. La mira está puesta en la presidencia de la república. Un resabio de la cultura política todavía visualiza al presidente de México como el gran tlatoani. El que todo lo puede. Todavía no descubrimos que la democracia representativa es un asunto de minorías.

Los problemas que más preocupa a los mexicanos. En orden de importancia son: combatir la inseguridad, crear empleos y oportunidades económicas, reducir la pobreza y combatir la corrupción. Los candidatos han puesto de cabeza estas prioridades.

Las preferencias, ante la pregunta: Si hoy fueran las elecciones ¿Por cuál candidato votaría? Las encuestas de Buendía y Laredo–El Universal, Mitofsky–El Economista, El financiero y Parametría ubican en primer lugar a AMLO. La ventaja es entre  7 y 10 puntos.


A diferencia, de acuerdo a los resultados de la encuesta levantada por Mitofsky para el periódico El Economista. Las expectativas de triunfo se la otorgan a Ricardo Anaya en primer lugar. Andrés Manuel López Obrador y José Antonio Meade se ubican en el segundo y tercer sitio. El rango de probabilidad es de 23.7 y 25.6 puntos.

La campaña y los candidatos que están detrás del puntero, esperan los errores de éste para acortar la distancia. Como sucedió con el cállate chachalaca, la semana del 5 al 10 de febrero, tuvo algunos tropiezos. El enfrentamiento con columnistas –Silva Herzog, Krauze, Riva Palacio. Y, la descalificación a los magistrados de la Suprema Corte de Justicia.

2017 vs 2018. La engañosa preferencia electoral

Como sucede con los valores en las bolsas o los mercados. El tiempo es una variable importante. Al bisoño le come el corto plazo. El viejo lobo de mar mira el horizonte de largo plazo. Una cosa similar sucede con las elecciones.

En el trabajo que Parametría realiza desde 2000. A pesar de que, en las  elecciones de 2006 y 2012. Los resultados se alejan de las preferencias. Sin embargo, los datos sirven de marco de referencia para la toma de decisiones de los cuartos de guerra y los candidatos.

Las tendencias históricas muestran que, entre enero de 2017 y enero de 2018, las preferencias electorales por partido político registran cambios pequeños hacia arriba o hacia abajo. Por ejemplo 2 de los partidos que integran la coalición por México al Frente pierden. El PRD pasa del 7 al 6 por ciento y el PAN del 29 al 23 por ciento. Movimiento Ciudadano es el único que crece al pasar del 3 al 8 por ciento.

De Todos por México, el PRI –como la puerta de Alcalá- se mantiene sin movimiento. En enero 2017 registra una preferencia del 21 por ciento, que es la misma que resulta en enero de 2018 (21 por ciento). De forma similar, el PVEM se mantiene con el 3 por ciento, y el PANAL es el único que cae del 2 al 1 por ciento.

Para Juntos haremos historia. El primero que gana es Morena que pasa del 31 por ciento en enero de 2017 al 34 por ciento en 2018. Una ganancia de 3 puntos. El PT también gana al pasar del 1 al 3 por ciento. El único que pierde es el PES que baja del 3 al 2 por ciento. Cómo finalizan las pre-campañas.

40 días de descanso. Entre precampaña y campaña

La Ley General de Instituciones y procedimientos electorales, determina en el artículo 226 que “Durante los procesos electorales federales en que se renueven el titular del Poder Ejecutivo Federal y las dos Cámaras del Congreso de la Unión, las precampañas darán inicio en la tercera semana de noviembre del año previo al de la elección. No podrán durar más de sesenta días”.

Y en razón de que “las campañas electorales para presidente de los Estados Unidos Mexicanos, senadores y diputados, tendrán una duración de 90 días”. Significa que estas darán inicio –más bien reinicio, el primero de marzo. Los ciudadanos podrán descansar 40 días de ruido electoral (¿?).

Cómo finalizan las pre–campañas

La encuesta nacional con entrevista cara a cara en vivienda realizada por El Financiero entre el 27 y 31 de enero, muestra que el pódium ya está ocupado. Ante la pregunta “Si hoy fueran las elecciones para presidente de la república, ¿Por quién votaría usted? Sin considerar un 24 por ciento de indefinidos. La votación efectiva sería de un 38 por ciento para la Coalición Juntos Haremos Historia, 27 por ciento para México al frente, y 22 por ciento para Todos por México.

En la entrevista realizada cada a cara en hogares del 25 al 28 de enero por Suasor Consultores/El Heraldo de México. El pódium mantiene a los mismos personajes. En primer lugar, Juntos haremos historia con 25 puntos, en el segundo lugar todos por México con 22 puntos y en el tercer lugar México al frente con 20 puntos.

Entre el 25 de enero y 2 de febrero. Parametría pregunta ¿Si hoy fuera la elección para presidente de la república ¿Por cuál partido votaría? La respuesta por coaliciones, ubican a Juntos haremos historia en primer lugar con 39 puntos, México al frente con 31 y Todos por México con 24 puntos.

Cómo finalizan las pre-campañas. Con estas fotografías podría decirse, que con un final decidido.

El eterno 15 por ciento

El candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, a pregunta expresa de los reporteros en entrevista colectiva en Santa Rita Tlahuapan, Puebla.  “El Financiero dice 11 por ciento arriba, nosotros estamos en promedio 15 en nuestras encuestas, pero bueno estamos arriba, no nos vamos a confiar, pero la gente ya tomó la decisión, ya la gente nos está dando su apoyo para gobernar el país, no vamos a echar las campanas al vuelo”

Hace 12 años. En enero de 2006 El Universal le daba 33 puntos a López Obrador frente a 27 de Calderón. Reforma 34 contra 26, Parametría 36 ante 27, Demotecnia 37 vs 31, Covarrubias 39 ante 27 y Mitofsky 37 frente a 31. El margen de victoria se mueve entre 6 y 12 puntos a favor de López Obrador. Nunca aparecieron los 15 puntos de ventaja.

La semana AMLO 3.0

En el periódico Reforma del 5 de febrero Silva Herzog escribe la columna AMLO 3.0. en la que asienta: “El peligro de AMLO 3.0 es otro. Del extremo del sectarismo, López Obrador se ha desplazado al punto contrario: el oportunismo. Su coalición no es ya ni sombra de su base política. Morena ha sido traicionado antes de ganar el poder. El caudillo lo ha entregado al cálculo de sus ambiciones. La lealtad de hoy puede vencer a la deshonestidad de ayer; los mafiosos pueden transformarse en abanderados de la regeneración nacional, los bandidos pueden ser perdonados por la infinita bondad del prócer. Morena ya ha sido sacrificada. Al caudillo le sirven los foxistas, los calderonistas, los zedillistas, los salinistas. Todos caben, ha dicho la presidenta de Morena.”

López Obrador responde vía twitter: “Hace tiempo que Jesús Silva-Herzog Márquez me cuestiona con conjeturas de toda índole. Hoy, en el periódico Reforma, me acusa sin motivo de oportunista. Ni modo, son tiempos de enfrentar a la mafia del poder, a sus secuaces y articulistas conservadores con apariencia de liberales”

Los medios traen al presente las diferencias de AMLO con  José Cárdenas, Carmen Aristegui, Ciro Gómez, Carlos Loret y se incorporan al diferendo: Enrique Krauze, León Krauze, Denisse Dresser, Héctor de Mauleon, Carlos Puig, etc.

Van a decir que soy un presumido

En “Santa Rita Tlahuapan, López Obrador expresa: “yo respeto el derecho a disentir, yo creo en la crítica, porque tiene que ver la crítica con la democracia, cuando no hay crítica hay autoritarismo, tiene que haber crítica, no puede haber pensamiento único”.

El jueves aparece en internet una página llamada Pejeleaks. El viernes en un mitin en la ciudad de México, López Obrador ofrece disculpas. “Si mis palabras ofenden pues ofrezco disculpas por la forma en que me expreso, lo tengo que hacer de vez en cuando porque si no se confunde mucho a la gente, se manipula mucho, de vez en cuando es necesario llamar a las cosas por su nombre”.

Gustavo Gordillo pregunta: “¿Importa convencer a intelectuales públicos?, ¿se les puede convencer? Digo que sí y que son clave para los resultados electorales.”

En Durango, se había anticipado. “Van a decir que soy un presumido, pero hay aves que cruzan el pantano sin enlodarse, no les pasa nada y mi plumaje es de esos…  Mi escudo protector, aunque me van a decir que soy presumido, pero cuando se es honesto se es políticamente indestructible, y yo tengo mi escudo protector que es mi honestidad”.

Cómo terminan las precampañas. En un gatopardismo, los candidatos, sus intervenciones, sus propuestas y sus adhesiones muestran que están listos para cambiar y todo siga igual.




Ver Botones
Ocultar Botones