Combatir el huachicol desde las entrañas, propone Anaya  

El candidato de la coalición Por México al Frente reiteró que el PRI no ha conducido a México por el camino correcto, en un mitin que encabezó este martes en Tlaxcala. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

Ricardo Anaya Cortés, candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, aseveró que el problema de huachicol de combustible debe ser combatido desde las entrañas, porque desde el interior del gobierno y de Petróleos Mexicanos (Pemex) hay personas involucradas en la comisión de este delito.

Previo al encuentro masivo que encabezó en el Centro de Convenciones de la capital del estado, en breve entrevista con los reporteros, refirió que la seguridad “preocupa muchísimo” a la población de la entidad y que está consciente de ello, por lo que el tema “merece nuestra máxima atención”, así como el de desarrollo económico, ya que hay “muy poco empleo y los que existen están francamente mal pagados en Tlaxcala”.

Precisó que esos dos puntos son prioridad para el proyecto en Tlaxcala, ya que este estado, por su ubicación geográfica, “tiene enormes áreas de oportunidad, lamentablemente no ha recibido el respaldo y la prioridad que merece” como parte de la República mexicana, ni por parte del gobierno federal, ni tampoco por el estatal.

Respondió que existe un problema grave de violencia, “provocado por el robo de huachicol, de combustibles, esto tiene que ver con que no se ha combatido de raíz, necesitamos combatirlo desde las entrañas”.


Sin profundizar en este señalamiento, lamentó que desde el interior del gobierno y de Pemex hay personas involucradas en este delito, el cual se ha convertido no solamente en una fuente de ingreso ilegal, sino de “enorme violencia” en muchas partes del país.

“Aquí, en el caso de Tlaxcala, en los límites con el estado de Puebla, tengo bien identificado que tenemos un problema grave de robo de combustible”, añadió.

En lo que fue su primera visita a la entidad como candidato a la Presidencia de México por la coalición integrada por los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC), presentó su propuesta ante alrededor de 5 mil simpatizantes.

Anaya Cortés es el primer abanderado presidencial que visita la entidad en esta etapa de campañas, donde recibió como obsequio un bastón de mando, artesanía tradicional de Tizatlán, por parte del candidato al Senado de la República, Gelacio Montiel Fuentes, quien entre rechiflas fue apresurado por los asistentes a terminar su mensaje, al igual que el emitido por su compañera de fórmula, Minerva Hernández Ramos.

El candidato de Por México al Frente interactuó con sus seguidores que poco antes del mediodía arribaron al Centro de Convenciones, procedentes de diferentes puntos y a bordo de autobuses, microbuses y camionetas de transporte de pasajeros.


Estuvo acompañado por los candidatos al Senado y a la Cámara de Diputados federal (Humberto Macías Romero, Alejandra Ramírez Ortiz y Guadalupe Sánchez Santiago), además por su coordinador de campaña en Tlaxcala, el alcalde panista, Julio César Hernández Mejía, de quién precisó que por “hoy pidió licencia” al cargo.

Reiteró que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) no ha conducido a México por el camino correcto y preguntó al público si cree en este organismo político, a lo cual se escuchó un largo y contundente “no”, y él lo secundó: “Yo tampoco”.

El panista repasó que esta coalición sí cree en los jóvenes y ratificó su campaña contra la violencia hacia las mujeres, ejercida en diferentes formas, física, laboral, económica y de feminicidios; “eso –dijo– se va a acabar cuando sea presidente de México; voy a ser implacable y voy a hacer cumplir la Ley Federal del Trabajo”.

Subrayó que hay un problema de violencia e inseguridad  gravísimo en el país y en Tlaxcala, por lo que reiteró que (de ganar) cambiará la estrategia, para poner orden y recuperar la paz y tranquilidad.

“Frente a esta realidad de desigualdad, pobreza y corrupción”, preguntó otra vez: “¿le vamos a permitir al PRI gobernar otros seis años?, ¿cómo le vamos a decir desde Tlaxcala?” El auditorio contestó: “Fuera, fuera, ni un voto al PRI”. Pero nunca hizo alusión a Andrés Manuel López Obrador, su contrincante principal en las encuestas.

Prometió no servirse del poder y enumeró las prioridades de su proyecto: acabar con la corrupción y con la pobreza extrema; “poner acento” en la educación y solidarizarse con los maestros ”porque los han maltratado”, y atender la salud mediante el abasto de medicinas y servicio de personal médico.

Asimismo, se comprometió a acrecentar la economía “para todos” y en este punto reconoció a quienes trabajan el campo tlaxcalteca, porque gracias a ellos hay alimentos, y –enfatizó– a recuperar la paz y tranquilidad perdida en México y en Tlaxcala, así como la dignidad de la nación ante el mundo. Acentuó que el 1 de julio ganará la elección.

Posterior al mitin, Julio César Hernández, edil de Apizaco, precisó que la licencia solicitada en sesión de cabildo, solamente fue para este martes. Reiteró que solo coordina al PAN, no al frente, por lo que dedicará a esta actividad proselitista las noches y los fines de semana. Dijo que a las cinco de la tarde regresaría a su despacho y que el descuento a su salario de “22 mil pesos libres, después de impuestos”, sería solo de un día.