CMU: penoso resultado el que entrega este gobierno

Penoso resultado el que este gobierno entrega, aseveró Edith Méndez Ahuactzin, directora del Colectivo Mujer y Utopía (CMU). Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

En el combate a la violencia contra la mujer, el actuar del gobierno estatal “ha sido muy pacífico” y “es penoso” el resultado que esta administración entrega en la materia, junto con la Legislatura local, aseveró Edith Méndez Ahuactzin, directora del Colectivo Mujer y Utopía (CMU).

Recordó que el último diagnóstico presentado por esta asociación sobre el tema, corresponde al periodo 2013–2014, pero añadió que se ha observado que en el caso de la violencia económica, que es una las más “fuertes”, impide a este sector “romper con el ciclo” de agresiones y desarrollar procesos de empoderamiento.

Mientras que la de tipo sexual “invariablemente, desde sus distintas modalidades, como la violación, el acoso callejero y la explotación”, genera esta condición, agregó.


La violencia institucional contra mujeres preocupa al CMU

“Se sigue presentando la violencia en todos los ámbitos, sin embargo, lo que nos llama mucho la atención y que es bastante grave, son las formas de atención por parte de las autoridades y de las instituciones públicas y en materia de legislación”, agregó.

La activista acentuó que prevalece la falta de armonización del marco legal, lo cual influye cuando las mujeres reciben los servicios o los apoyos que solicitan.

Pero aseveró que independientemente de los cambios de administraciones, tanto estatal como municipales, y en la Legislatura local, continuarán las observaciones y recomendaciones por parte del CMU.

El Estado tiene la obligación de implementar estrategias coordinadas y de mayor impacto, pues aun cuando las hay no se ejecutan adecuadamente, ni se brinda capacitación correcta, lo cual ha conducido hacia violencia institucional y a que las mujeres agraviadas regresen al mismo entorno, incluso a que los casos terminen en feminicidios, indicó.

“No se observa una voluntad política y fueron pocas las instituciones” interesadas y con acciones positivas, pero sin uniformidad, ya que en su conjunto no responden a un plan o estrategia para combatir el problema, ni el de trata con fines de explotación sexual.

“No cambiará el partido al frente de la administración estatal, sin embargo, esperamos que observe realmente las necesidades y se involucre. Es su obligación”, realzó.

Comentó que esta asociación civil ha intentado sumar esfuerzos con algunas dependencias como el Instituto Estatal de la Mujer (IEM), el cual busca especialización en el tema. Algunos municipios de la entidad se han acercado, principalmente autoridades entrantes, y han solicitado la colaboración.