Ciudadanos no quieren sicarios politicos sino propuestas: Román

El candidato a diputado local por el distrito 13 del PRI, PVEM, Panal y PS, Francisco Román Sánchez aseguró que 12 años de gestión social respaldan sus aspiraciones políticas

Los ciudadanos están hartos de ser usados como trampolín político y también están hastiados de la mentira y la diatriba que ejercen “sicarios de la política”, consideró el candidato a diputado local por el distrito 13 del PRI, PVEM, Panal y PS, Francisco Román Sánchez, quien aseguró que 12 años de gestión social y de participar en la vida política, además de propuestas legislativas , “me respaldan”.

Por ello, enfatizó que su propuesta electoral “es de compromisos”, pues aseguró que contrario a otros aspirantes, “no vengo a medrar con la necesidad de la gente ni busco cargo para salvar mi situación financiera, sino porque tengo proyectos para ayudar al sur del estado y a Tlaxcala”.

En la recta final de su campaña, el ex presidente municipal de Zacatelco hizo un recuento de los 25 días de campaña, en los cuales aseguró que ha hecho propuestas y compromisos reales, porque “no me ubico en el oportunismo político ni tampoco en el lucramiento de algo, no me cuelgo de ninguna imagen, yo valgo por lo que he representado en 12 años de representación política en el sur del estado y, desde luego, con interacción con otros municipios del estado.


En entrevista con La Jornada de Oriente, el también líder de una agrupación social asegura que su activismo no se ha dado solo con el interés electoral, ya que “mi trabajo ha sido permanente y sin tener un cargo público”.

Con esa labor, “a partir del contacto permanente con la gente y de experiencias”, también ha construido propuestas “que son tiros de precisión” en materia de salud, educación y seguridad pública.

“Hay un enorme problema de inseguridad que se presentan en varios municipios, tan solo en Zacatelco en tres años de mi gobierno hubo cinco homicidios, hubo robos y asaltos, pero hoy a un año y tres o cuatro meses de la nueva administración, podemos ver que aproximadamente ya nos acercamos a la peligrosa cifra de 20 homicidios que ha habido”, además de otros delitos como robo y secuestros, entre otros.

Para ello, dijo que buscará reformar la Ley de Seguridad, así como otras disposiciones legales para “apoyar a los municipios pequeños, medianos y, desde luego, grandes, que son los que blindan al estado de Tlaxcala, para que tengan los instrumentos de carácter legal y de tipo económico con los cuales puedan cuidar bien y mejor a lo más valioso de un municipio, distrito y estado, que es la sociedad”.

En materia de salud, propuso la creación por mandato legal de un estudio clínico anual y gratuito para todos los estudiantes del nivel básico, “a fin de prevenir y atender enfermedades” y en materia de gestoría, advirtió que “si cuando no he tenido cargo he ayudado, si la gente me da la oportunidad haré más”.

–Precisamente, para llegar, primero hay que ganar el 1 de julio, ¿cómo va en las preferencias?

–Va a haber una alta participación de los candidatos de la alianza y en nuestro caso de la candidatura común, Francisco Román, junto a amigos, trae estructura que se suma a la del PRI, a la del PVEM, a la de Nueva Alianza y a la del PS y de los candidatos a senadores y diputados, “y todos estos hilos habrán de juntarse el 1 de julio en la urna para finalmente dar un resultado equivalente a la victoria electoral”.

Pero, afirmó, ello no operará por obra y gracia de la suerte, sino “trabajo permanente, porque hay quienes se aparecieron en época electoral, pero el ciudadano está harto y cansado de que solamente lo usen de trampolín y escalera política… ahí vivimos, como un candidato que la gente sabe bien que no vive en el municipio, que vendió sus propiedades y que obviamente su quebranto económico lo quiere resolver por la vía de ser diputado y más, colgándose de la imagen de una figura respetable o de quien solamente fue a lucrar políticamente (hace dos años) y los usó como escalón y que ahora pretende su reelección, aunque siento que ese engaño será su gran y enorme loza para aquellos que engañaron, lucraron y se enriquecieron, y que solamente usaron como escalera las necesidades, ilusiones y sueños de la sociedad”.

No obstante, Román Sánchez admitió que esta situación ha llevado a sus adversarios políticos a emprender una campaña de odio, de agresiones e imputaciones en su contra, porque “están nerviosos, casi desesperados y en su desesperación escupen hacia arriba, embarrándose la cara de los escupitajos que por desesperación tienen que lanzar… pero digo pobre sociedad, qué le esperaría porque los que están acostumbrados a andar en el lodo, en el estiércol y en toda suciedad, lo único que despiden con sus acciones y su boquita es suciedad, la sociedad no le apuesta a eso ni a una elección de confrontación, de pleito, diatriba, difamación y calumnia”.

Por tal razón y a manera de colación, hizo un llamado a la civilidad política para que hasta el 1 de julio y después de los comicios se imponga la propuesta y las ideas como eje fundamental, porque “aquel que señala y afirma lo único que genera es incertidumbre, y pone en riesgo la estabilidad de un proceso electoral… la civilidad política es el instrumento que quiere el ciudadano, no la camorra, no los sicarios políticos, ni los que usan la calumnia como propuesta, pero tendrán que responder jurídicamente por la vía penal, para aquellos que estarán obligados a probar todo el lodo y difamación que han vertido”.