Con certificación forestal, solo mil 470.70 hectáreas de bosque

Autoridades de la Conafor, Secture y de Nanacamilpa firmaron el contrato para el uso de la “Marca Bosque Sustentable” en la zona ecoturística Piedra Canteada de Nanacamilpa. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

En Tlaxcala, solamente mil 470.70 hectáreas de bosque cuentan con certificación forestal, ubicadas en los predios de Piedra Canteada y el ejido de Acopinalco del Peñón, tras someterse a un procedimiento voluntario a fin de garantizar la sustentabilidad de su entorno mediante aprovechamiento adecuado y eficiente de los recursos y conservación de la biodiversidad, para hacerlos más rentables, productivos y competitivos en el mercado nacional e internacional.

Piedra Canteada, situada en Nanacamilpa, se convirtió en el segundo lugar en obtener este reconocimiento, por lo que titulares de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) y de la Secretaría de Turismo del Estado (Secture), así como el ayuntamiento de este lugar, signaron el contrato para el uso de la “Marca Bosque Sustentable”, con el objetivo de conservar a esta área como patrimonio natural de la nación.

Haide Gisela Lucero Zepeda, gerente estatal de la Conafor, explicó que de esta manera dicho predio tiene derecho a utilizar este sello tanto en facturas, empaques y publicidad sobre su certificación en la promoción comercial de sus productos.


La funcionaria federal precisó que para lograr la certificación forestal, se requiere de un tratamiento especial en el manejo del fuego, de ahí que en esta región se cuenta con 40 combatientes, pertenecientes a la brigada oficial de Conafor, la rural del municipio y las del Programa de Servicios Ambientales de los ejidos de San José Nanacamilpa, San Felipe Hidalgo y de Lira y Ortega.

De esta forma, se mantiene al bosque con un índice bajo de incendios forestales. A la fecha, estadísticas de esta institución indican que se han registrado nueve conflagraciones en esta demarcación, con una afectación de poco más de  20 hectáreas.

Se evaluarán aspectos ambientales, económicos y sociales

Reconoció el trabajo y compromiso de los socios de este lugar ecoturístico por cuidar el hábitat de especies diversas de esta zona, especialmente la luciérnaga, y de dar este paso, por el cual se evalúa el desempeño de las actividades a través de estándares que consideran aspectos ambientales, económicos y sociales.

Asimismo, Lucero Zepeda resaltó que para la Presidencia de la República “es importante aprovechar de manera sustentable los recursos forestales maderables y reactivar la economía de este sector.

Como parte de las acciones de la Conafor enfocadas al incremento a la producción y la productividad, impulsa la Certificación Forestal, como una de sus vertientes a través de la Norma Mexicana-AA–143–SCFI–2008, la cual permite verificar que el aprovechamiento forestal cumple con estándares de desempeño reconocidos y aceptados nacional e internacionalmente, indicó.

Resaltó que en esta administración federal, Conafor ha incorporado mil 470 hectáreas a la Certificación Forestal; de ellas, alrededor de 600 corresponden a Piedra Canteada (sede del evento oficial). El resto pertenece al ejido de Acopinalco del Peñón, municipio de Tlaxco, cuya acreditación fue otorgada por Rainforest Alliance.

Puntualizó que en 2015 la institución apoyó al ejido de San Felipe Hidalgo, Nanacamilpa, con otro tipo de certificación, para acreditación de 30 guías especializados en turismo orientado a la naturaleza, específicamente para recorridos durante el avistamiento de luciérnagas, a través de la NOM–09–TUR 2002, con un monto de 180 mil pesos.

La certificación forestal contribuye a la preservación de luciérnagas

Víctor Hugo Sánchez Flores, presidente municipal, realzó la relevancia de la preservación de los bosques de esta demarcación, ya que cuentan “con una gran biodiversidad de flora y fauna como es la luciérnaga, que en materia turística ha dado un gran auge a nivel nacional” en la temporada de junio, julio y agosto.

Agradeció a la Conafor la realización de acciones en los bosques de Nanacamilpa, como reforestaciones, brechas cortafuego y protección a especies endémicas, sobre todo la luciérnaga, en cumplimiento a la NOM 059–Semarnat–2010.