Carro completo o voto cruzado

Tras el tercer y último debate presidencial, analistas políticos han advertido que las tendencias para la elección para la renovación de la titularidad del Ejecutivo federal no variarán, de ahí que vislumbren ya con mayores posibilidades el triunfo de Andrés Manuel López Obrador.

Ahora, señalan, el seguimiento que debe hacerse es en la elección para la conformación de las cámaras Baja y Alta del Congreso de la Unión, para proyectar si el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia tendrá mayoría legislativa a fin de poder hacer las adecuaciones legales que le permitan concretar su proyecto de nación.

De acuerdo con los analistas y estudios demoscópicos, como el dado a conocer en días pasados por la Coparmex, si bien en estos momentos se perfila una mayoría legislativa de Morena, PT y PS, aún quedan días de campaña que podrían modificar esas proyecciones, incluso han surgido voces como la del historiador Enrique Krauze sugiriendo al electorado el voto dividido para evitar que el “poder absoluto” se concentre en una persona.


En el caso de Tlaxcala, si bien la coalición Juntos Haremos Historia, o más bien Morena, tiene una gran aceptación entre la ciudadanía, difícilmente se llevará “carro completo” en las elecciones del próximo 1 de julio, como ya lo expresó el ex gobernador Alfonso Sánchez Anaya: senadores sí, diputados federales sí, pero diputados locales, no.

Razones hay muchas para vaticinar que, efectivamente, el “carro completo” de Morena no se concretará en Tlaxcala, entre ellas candidatos débiles, como el del distrito 01 federal, o desconocidos, que no hacen campaña o que en puestos anteriores no dieron resultados, como sucede con la mayor parte de los aspirantes a diputados locales.

Aunado a ello, aspirantes de otros partidos –que en la elección de 2016 apoyaron a la ex candidata a gobernadora del PRD– han comenzado a solicitar –con el conocimiento de ésta, afirman–, el voto cruzado.