CAIFANES, KALIMANES O CALICHES

Hay temas que cíclicamente cobran auge por una variedad infinita de razones. Tlaxcala vuelve a estar en los medios nacionales con la calificación del pueblo de Tenancingo como la capital mundial de los padrotes.

El proxeneta, como una categoría laboral de acuerdo con los estudiosos del tema, surge en la primera mitad de la década de 1960 y por primera vez se registra su existencia como tema de investigación en 1995.

El Tercer Encuentro Nacional de Investigadores sobre Familia que convoca la Facultad de Ciencias para el Desarrollo Humano –antes Educación Especializada– registra el primer trabajo titulado “Estrategias de reproducción masculina entre nahuas del suroeste de Tlaxcala, México”.


Ahí se asienta: “un obrero inicia las actividades de prostitución de mujeres y, como consecuencia, la profesión de proxeneta. El constante abandono de sus trabajos en la fábrica y el desempleo son el preámbulo para dedicarse  a un nuevo ejercicio profesional”.

“El obrero iniciado de proxeneta necesitó el adiestramiento y los conocimientos de sus amistades poblanas, que también junto con él se vuelven madrinas en la ciudad de México. Fue en ese lugar donde se instruye en la profesión de proxeneta a instancias de ex agentes judiciales.”

El inicio de las actividades del proxeneta tiene como eje central conocer o estar vinculado a las relaciones de ejercicio del poder del Estado, en su jerarquía más baja, o sea, con la autoridad que está más cercana a la población.

Los habitantes que no se dedican a prostituir mujeres identifican a los proxenetas con nombres genéricos como caifanes, kalimanes o caliches; aunque también existe identificación por grupos dentro de una comunidad que hace referencia al color de la piel o a su aspecto físico, por su obesidad o su delgadez.

Modificar el estado de la cuestión sigue demandando de una estrategia integral que cambie la organización económica y cultural para garantizar que es posible, por otras vías, alcanzar una vida digna.




Leave a Reply

Your email address will not be published.