Busca CROC reapertura del hotel de Atlihuetzía

El secretario general de la CROC en Tlaxcala, Justino Hernández Xolocotzi informó que en promedio se adeudan 10 mil pesos de salarios caídos y prestaciones a cada uno de los 40 trabajadores que estaban adscritos al hotel Misión de Atlihuetzía. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

El secretario general de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) en Tlaxcala, Justino Hernández Xolocotzi, informó que en promedio se adeudan 10 mil pesos de salarios caídos y prestaciones a cada uno de los 40 trabajadores que estaban adscritos al hotel ubicado en Atlihuetzía, el cual estaba bajo la administración de la cadena Misión.

Además, la CROC continúa la demanda que interpuso ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) en contra del gobierno del estado por incumplimiento de contrato.

“Se mantiene la demanda, pues es normal, hasta que sea fifty–fifty ahí se termina el problema. De hecho no le veo mayor problema si es que se llevan con claridad las cosas”, refirió Hernández Xolocotzi en entrevista.


En la negociación, expuso, se demanda la reinstalación de los trabajadores y el pago de sus salarios hasta la fecha que los reinstalen, “no tengo el dato preciso, llevamos algunos meses y seguramente serán unos 7 mil o 10 mil pesos por cada uno de ellos”.

Explicó que si bien la cadena hotelera tenía a su cargo la administración del hotel, cuyo inmueble es propiedad del gobierno del estado, este último es el responsable del contrato colectivo de trabajo y, en consecuencia, quien incumple con los trabajadores.

Agregó que tras los acercamientos que han tenido con el gobierno del estado, quizá en este mes de mayo se pueda resolver el conflicto y que alrededor de 40 trabajadores sean reinstalados en su puesto laboral; sin embargo, en algunos casos ya optaron por buscar otro empleo.

“Estamos en alguna posibilidad de que se tenga que arreglar ya, se habla de que sea en el mes de mayo, no te puedo decir realmente si sea cierto hasta que nos sentemos las partes involucradas a resolver este asunto que sin duda beneficia mucho a Tlaxcala, porque es una fuente de empleo parada ahí con todos los servicios que puede dar la hotelería al turismo y no le veo que haya motivo para tenerlo cerrado”.

Confió en que el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez dé una respuesta satisfactoria para la reapertura de este hotel.

Es de citar que en septiembre pasado el gobierno del estado recuperó, con apoyo de la fuerza pública, las instalaciones del hotel de Atlihuetzía, pues desde 2013 había concluido el contrato. Para octubre, estas instalaciones fueron cerradas bajo el argumento de que sería remodelado y, posteriormente, la policía estatal negó el ingreso de los trabajadores al inmueble.