Burócratas federales piden frenar alzas en precios; demandan bono sexenal

Trabajadores del STRM realizaron una marcha y se plantaron frente a Palacio de Gobierno para protestar contra el alza al precio de los productos de la canasta básica y a los combustibles. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

Con una marcha pacífica, burócratas de dependencias federales conmemoraron el Día del Trabajo y protestaron en contra del incremento de precios de productos de la canasta básica, del esquema de pensión y salud universal y de los gasolinazos; al tiempo, demandaron aumento salarial y un bono sexenal.

A las 8:00 horas, el contingente partió de las escalinatas y recorrió el centro de la capital del estado, “de manera respetuosa”,  como se ha llevado a cabo desde hace 13 años, “para que no se pierda porque es el único día en el que podemos manifestarnos”, expresó la secretaria general de la sección 29 Tlaxcala del Centro de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Señaló que la petición de crecimiento de al menos 20 por ciento en el salario se debe a que anualmente solo se autoriza 5.5 por ciento o 5.6 “y –anotó- realmente la situación económica es muy precaria”. El aguinaldo “es muy poco”, son seis mil pesos al año, por lo que es necesario un crecimiento, y también que al final del sexenio se nos otorgue un bono, porque es una forma de ayudar a toda la burocracia.


En cuanto al tema de la salud universal, “estamos en contra porque el servicio en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores  del Estado (Issste) deja mucho qué desear, hay muchas quejas por la falta de medicamento y especialistas”.

Al establecerse un seguro universal toda la ciudadanía podrá acceder a cualquier institución del sector salud, esté o no empadronada, por lo que “reclamamos que si actualmente la atención a cerca de 30 mil derechohabientes que cotizan, deja mucho qué desear, con este modelo empeoraría, el problema se agudizaría, hay un riesgo”, añadió.

Refirió que es inquietante la posibilidad de una privatización de los servicios de salud, ya que el salario es raquítico y no permite solventar gastos para enfermedades, sobre todo aquellas que son degenerativas.

Asimismo, apuntó que como ciudadanos tlaxcaltecas se unen a la demanda de la población en general dirigida a candidatos de elección popular que compiten por algún cargo en este proceso electoral, principalmente para que frenen los aumentos en tarifas de los energéticos y pongan “un alto” a los del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y a los del Valor Agregado (IVA), así como a las alzas de costos de productos básicos.

En esta marcha, además de los burócratas, también participaron agremiados a la sección 43 del Sindicato de Trabajadores de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sntsagarpa). Casi de manera simultánea desfilaron trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).