Buenas intenciones en el Congreso local

La semana que termina estuvo llena de buenas intenciones en el Congreso local, ahora falta que se hagan realidad, aunque por la experiencia y el contexto en que se desarrollarán dichos eventos, todo indica que se quedarán en eso, en meros deseos.

Por un lado, el miércoles pasado los ediles de Chiautempan y La Magdalena Tlaltelulco, Héctor Domínguez Rugerio y Rubén Pluma Morales, respectivamente, iniciaron en el Congreso local, como lo han hecho sus antecesores, las pláticas para solucionar el conflicto por la delimitación territorial, que ha persistido durante más de 20 años.

Aparentemente, por sus declaraciones y la del presidente de la Comisión de Asuntos Municipales del Congreso, Martín Rivera Barrios, existe disposición de solucionar esa problemática, aunque se puede adelantar que ninguno de los dos ediles cederá a las pretensiones del otro.


En disputa están dos cuadras de la comunidad de Santa Cruz Tetela, que pertenece a Tlaltelulco, y el mercado nuevo, que forma parte de Chiautempan, y el objetivo de solucionar este conflicto, dicen, es dar certeza jurídica a los habitantes de esas zonas; aunque en realidad la pelea es por los ingresos económicos a los que pueden acceder sus Comunas.

Falta que hagan realidad las buenas intenciones

La otra buena intención la protagonizaron los diputados de la LXII Legislatura local en la sesión ordinaria de ayer jueves, en la que se emitieron exhortos y se comprometieron para realmente cumplir con el programa legislativo del segundo periodo de su mandato constitucional.

Hubo el llamado, incluso, del presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, el priista Ignacio Ramírez Sánchez, de hacer histórica esta Legislatura por su productividad, aunque sus homólogos le recriminaron que es precisamente en esta instancia del Congreso local donde se traban las iniciativas que no son presentadas por el Ejecutivo.

Se trata, en ambos casos, de buenas intenciones, pero cumplirlas requerirá de verdadera disposición política y responsabilidad de los actores.