Atendió Sesa a lesionados de accidente en autopista Amozoc–Perote

Tras el accidente suscitado la noche del pasado lunes entre dos unidades de transporte público de pasajeros, a la altura del el kilómetro 53 de la autopista Amozoc–Perote, la Secretaría de Salud (Sesa) informó que fueron cinco las personas heridas canalizadas al Hospital General de Huamantla, donde recibieron atención médica oportuna. En tanto, otras dos murieron.

En tanto, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) inició las investigaciones correspondientes para conocer las causas que provocaron un choque frontal entre dos autobuses de pasajeros en la carretera Amozoc–Perote, a la altura del municipio de Cuapiaxtla, que dejó un saldo de dos personas muertas y cinco lesionados.

El director de Hospitales de la Sesa, Joel Romero Durán subrayó que debido a que los accidentados no presentaron lesiones de consideración, todos fueron dados de alta durante las primeras horas de este martes.


Los lesionado atendidos por la Sesa fueron Melitón Perea Aburto, de 35 años de edad, policontundido, con lesión en muslo derecho, y por ser derechohabiente de Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) pidió su traslado a ese organismo.

En tanto, Griselda Marín Lara, de 30 años de edad, policontundida leve, con hematoma frontal, pidió su alta voluntaria.

Mientras que Isabel López Marín, de 46 años de edad; Rosa Isela Lagunes Castillo y Carmen Huesca Ortiz, ambas de 40 años, también presentaron golpes leves, por lo que todas ellas también solicitaron su alta voluntaria.

En tanto, la PGJE inició las investigaciones correspondientes, tras ser informada, a través del Servicio de Emergencias 066 la noche del pasado 5 de septiembre, de la existencia de dos cuerpos sin vida a consecuencia de un choque frontal entre dos autobuses en la carretera Amozoc–Perote, a la altura del municipio de Cuapiaxtla.

Con esta información, los especialistas de la PGJE se trasladaron al lugar de los hechos, donde observaron los cuerpos de dos personas del sexo masculino sin vida prensados entre los fierros de cada una de las unidades, siendo un autobús de la línea Vía y otro de la empresa Autotransportes Tlaxcala–Apizaco–Huamantla (ATAH).

Acto seguido, el personal de la PGJE realizó las diligencias correspondientes de levantamiento de los cadáveres y fueron trasladados al Servicio Médico Forense (Semefo), anexo a la Procuraduría, a fin de practicarles la autopsia de rigor y con ello conocer con exactitud la causa de su muerte.

Posteriormente, se presentaron ante el representante social familiares de los hoy occisos, que reconocieron los cuerpos como quienes en vida respondían a los nombres de Seferino N., de 48 años de edad, oriundo de Puebla y quien conducía el autobús de la línea Vía, asimismo a Juan N., de 51 años de edad, oriundo de Veracruz, que conducía la unidad ATAH.

Por lo anterior, la PGJE inició la carpeta de investigación correspondiente por los delitos de homicidio, daños y lesiones, a fin de establecer diferentes líneas de investigación que conlleven a conocer la forma cronológica de cómo ocurrieron los hechos y con ello fincar o deslindar responsabilidades a quien corresponda.

El accidente carretero movilizó a los cuerpos de rescate de Brisa de Cuapiaxtla, Libres y Huamantla, así como de la Cruz Roja Mexicana.

En las labores de rescate se requirió el manejo de equipo hidráulico para liberar los cuerpos que quedaron prensados entre los fierros retorcidos.

Los socorristas de las instituciones trabajaron arduamente, así como voluntarios espontáneos para atender a los lesionados.