Un espejismo la instalación de Audi en zona limítrofe de Tlaxcala: Barrales

Un espejismo la instalación de Audi en zona limítrofe de Tlaxcala, aseveró Perfecto Barrales Domínguez, presidente del Sistema Producto Amaranto en el estado. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

La instalación de la empresa de autopartes Audi en la zona limítrofe de Tlaxcala, “fue como un espejismo”, porque no se crearon los empleos que se esperaban ni se pagan salarios buenos, aseveró Perfecto Barrales Domínguez, presidente del Sistema Producto Amaranto en el estado.

El gobierno –apuntó– le está apostando mucho a la industria automotriz, le da todo, terreno, agua, gas natural, energía eléctrica de alta tensión, accesos y todos los recursos que requieren para operar, pero sin pagar impuestos de ley.

“Aquí en Cuapiaxtla –señaló– a esa firma hasta se le construyó un distribuidor vial para que haya acceso a la planta. Y cuando los campesinos piden apoyo para un proyecto pequeñito, la respuesta es que no hay dinero”, cuestionó.


En esa rama automotriz se pagan sueldos precarios, o sea, los trabajadores “son casi, casi, esclavos modernos. Tengo familiares que según ganan un dólar y medio por hora” en Audi, ingreso mucho menor al que obtienen los empresarios.

Por ello, consideró que el establecimiento de esa compañía “fue como un espejismo; de que ya llegó y de que llegaron también los alemanes, que según nos iban a sacar de la pobreza creando mucho empleo”.

Varios campesinos de la región –refirió– se dejaron llevar y dijeron, si me pagan mi hectárea de a 700 mil pesos, pues ahí está, para obras que sirvan a la empresa, “pero en última instancia no fue así, solamente fue una ilusión”, insistió.

Barrales Domínguez reprochó que no crearan los empleos que se esperaban y que los que se generaron, “sean precarios, al igual que los salarios”, y no que contrataran a los jóvenes de la población rural.

“Parece que a la gente de San José Chiapa, Puebla, donde está asentada la planta, nada más les ofrecieron 20 y eso que es el pueblo que les dio toditito. De Cuapiaxtla serán, si acaso, ocho personas contratadas”, añadió.

Creen que extranjeros van a sacarnos de la pobreza, dice Barrales

Entre ese personal hay ingenieros “y –expuso– ganan cualquier cosa”. Audi es una decepción o peor, porque a través de los medios de comunicación se ha dado a conocer que para esa industria se han invertido alrededor de 17 mil millones de pesos, “casi el presupuesto anual de todo Tlaxcala”.

“No sé qué piensan las autoridades, desde gobernadores hasta diputados, ellos creen que solamente los extranjeros pueden venir a sacarnos de la pobreza”, subrayó Perfecto Barrales.