AUSTERIDAD REPUBLICANA O MAGISTERIO COMO APOSTOLADO

Austeridad república

Austeridad república o magisterio como apostolado. A los académicos de la UATx les cae como balde de agua fría la declaración que suelta el subsecretario de Educación Superior (SES): “Es la última vez que damos fondos para investigadores en lo individual”.

La ansiedad va in crescendo al señalar que llegarán a su fin los sistemas de incentivos que se implementan desde mediados de la década de los noventa, por el que se des–homologan los salarios de los trabajadores académicos universitarios.

Los sindicatos tenían una posición importante de negociación frente al Estado, lo que desencadena en la propuesta de un apartado “C” en la Ley Federal de Trabajo. Que termina con la creación de sistemas de incentivos.


El Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y el Programa Nacional de Estímulos al Desempeño (ESDEPED) se convierten en parte de los sueldos y salarios de los profesores universitarios como resultado de la evaluación del desempeño individual.

Reconoce el SES que forma parte de la híper élite de los trabajadores universitarios.  “Ahora como subsecretario estoy ganando la mitad”. Destaca que si 4/5 partes de su salario son becas y estímulos, son ingresos personales, “le llamen como le llamen”.

Recuerda que los estímulos se otorgan “de acuerdo con la disponibilidad presupuestaria”. Y, el gobierno federal no cuenta con recursos para mantenerlos más allá de junio de 2019. Además, la ley determina que nadie puede recibir más de un salario del Estado/Gobierno.

Por necesidad, el sistema de castas que existe en la academia tendrá que entrarle, porque tiene que modificarse el criterio para otorgar recursos con base en la competencia individual.

Anticipa que habrá resistencia, pero tendrá que revisarse la política salarial en las IES para cerrar brechas entre las castas existentes. Lo que sin duda seguirá la línea de la austeridad republicana, pobreza franciscana o magisterio como apostolado.