Aún no decide el obispo sede del santuario a los Niños Mártires: Gaspariano

El obispo de Tlaxcala, Julio César Salcedo Aquino todavía continúa con el análisis de las propuestas que se le han presentado para la edificación del santuario de los Tres Niños Mártires, quienes fueron canonizados por el papa Francisco el mes de octubre de 2017.

En tanto  el jerarca de la iglesia católica toma una decisión al respecto, se mantiene vigente el decreto emitido por el ex obispo de Tlaxcala, Francisco Moreno Barrón, para que los nuevos santos sean venerados en el ex convento de Atlihuetzía, ubicado en el municipio de Yauhquemehcan, informó el vocero de la diócesis, Cristóbal Gaspariano Tela.

Fue el pasado 15 de octubre cuando el papa Francisco elevó a santos a los niños Cristóbal, Antonio y Juan, considerados los primeros laicos católicos americanos. Desde esa fecha, autoridades de los municipios de Yauhquemehcan y Tlaxcala presentaron sus propuestas de ser la sede del santuario de los Niños Mártires.


“Lo que ya había comentado el señor obispo, el decreto (que dejó su antecesor) sigue vigente, es decir, en Atlihuetzía, ahí está el decreto, pero el señor obispo sigue conociendo las otras propuestas y según se vea más viable, sobre todo para nosotros es todo el trabajo pastoral”, informó Gaspariano Tela.

“Es decir, hasta dónde nuestra gente ya está acostumbrada a ir, si es de la misma comunidad, si lo sienten, si son sus mismas raíces, porque alguien puede aparecer con una propuesta “x” en algún lugar del estado, pues sí pueden estar los terrenos, pero si la gente dice no y la situación está tan fría, no conviene. El obispo sigue sondeando para ver qué es lo más prudente para toda la diócesis”, abundó.

Recordó que es en el mes de septiembre cuando se venera a los Niños Mártires, pero descartó la posibilidad de que para esa fecha ya esté definido el lugar donde estará el santuario, pues “es proyecto gigantísimo”.

Lo que sí ha notado la diócesis de Tlaxcala, destacó el vocero, es un creciente fervor hacia los Niños Mártires, así como el arribo de feligreses de otros estados del país, e incluso de otros países, a la entidad para visitar a los nuevos santos ya sea en el ex convento de Atlihuetzía o en la catedral de San Francisco, en la capital del estado, donde se encuentran unas imágenes de los santos.

“Del estado de por sí ya lo hacíamos, antes de que fueran canonizados, toda parroquia tenemos una fecha al año que vamos en peregrinación, ya todo el año estamos yendo, lo que sí ha incrementado más es la gente que viene de dentro y fuera del país”, aseguró Gaspariano Tela.