Aumenta 15 por ciento el número de fraudes en diciembre, alerta Condusef

El subdelegado de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), Edgar Carvajal Espino alertó que en este mes de diciembre aumenta alrededor de 15 por ciento el número de fraudes en tarjetas bancarias, debido a que se eleva el número de transacciones por la temporada navideña y de fin de año.

Por ello, recomendó a las personas no perder de vista su tarjeta de crédito o débito cuando paguen la adquisición de un bien o servicio y, de ser posible, que les lleven la terminal de punto de venta a donde están, con la finalidad de evitar ser víctimas de fraudes.

Es importante señalar que en la temporada decembrina, la mayoría de la población realiza una cantidad significativa de compras, ya que recibe prestaciones como el aguinaldo, por lo que es común que los delincuentes estén a la expectativa. Respecto a los días que se registran mayor número de fraudes son los lunes, seguido de los viernes, los martes y posteriormente los jueves. En tanto que las fechas donde se ha observado un incremento son los 15, 30 y 31, mencionó.


Además, alertó que se ha visto una nueva modalidad para cometer fraudes que consiste en colocar cámaras en los puntos de venta, de manera que al pasar la tarjeta se registra por los dos lados los datos de la mica, como el número de la tarjeta, la fecha de vencimiento y los números de seguridad, con lo cual se pueden hacer compras vía electrónica.

Por ello, recomendó a los tarjetahabientes cubrir los tres números de seguridad que están en la parte de atrás y a la fecha de vencimiento en la parte de enfrente con cinta masking tape, ya que si no se tiene esa información, aunque tengan el número de tarjeta no se pueden realizar compras electrónicas.

En caso de realizar compras por internet, recomendó ingresar a páginas que son confiables, principalmente de tiendas reconocidas y no experimenten con otras de dudosa confiabilidad.

El fraude en comercio electrónico se trata de la sustracción de datos personales, contraseñas, nombre de usuario o número de tarjetas de crédito que pueden prestarse al robo de identidad, al momento de realizar compras en la web.

También mencionó que está el phishing que consiste en que los delincuentes se hacen pasar por una institución financiera y envían un correo electrónico, indicando un error en la cuenta bancaria o una transacción retenida, por lo que piden ingresar los datos a ligas falsas para obtener información confidencial.

También está el vishing en el que los delincuentes llaman por teléfono y fingen ser empleados de una institución financiera, argumentan un error con la cuenta y a través de una liga enviada por un mensaje de texto, solicitan los datos personales.